GIRO DE ITALIA

Viviani es el más veloz y Dennis, el líder

El italiano del Quick step gana el primer esprint y el australiano del BMC le birla el rosa a Dumoulin

Domingo, 6 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Elia Viviani (Quick Step) remata el trabajo de su equipo con autoridad.

Elia Viviani (Quick Step) remata el trabajo de su equipo con autoridad. (EFE)

Galería Noticia

Elia Viviani (Quick Step) remata el trabajo de su equipo con autoridad.

MADRID.- El italiano Elia Viviani (Quick Step) cumplió con su condición de favorito en la primera llegada masiva y se mostró superior a sus rivales para imponerse en la segunda etapa del Giro de Italia, disputada entre Haifa y Tel Aviv (167 kilómetros), en la que el australiano Rohan Dennis (BMC) le arrebató la magliarosa de líder al holandés Tom Dumoulin (Sunweb) al ganar el segundo esprint intermedio de la jornada y lograr tres segundos de bonificación que le auparon al liderato de la clasificación general.

Viviani, de 29 años y campeón olímpico en onmium (pista) en Río de Janeiro 2016, aprovechó el primer asalto al esprint del Giro en tierras israelíes para demostrar que es uno de los mejores velocistas del pelotón. Levantó los brazos con autoridad por delante de su compatriota Jakub Mareczko (Willier) y del irlandés Sam Bennett (Bora).

Fue un esprint preparado por el Quick Step a 1.500 metros de meta, cuando el tren azul del equipo belga reaccionó a una llegada desorganizada para colocar al ciclista de Isola della Scala, que sumó su séptima victoria de la temporada. Dentro del grupo cruzaron la línea todos los favoritos, en una jornada tranquila en la que el australiano Rohan Dennis se vistió de rosa para relevar al holandés Tom Dumoulin, quien un día antes, en la crono inaugural de la carrera, privó al aussie de tal honor.

La jornada estuvo marcada por una escapada de tres corredores: Ballerini, Boivin y Ytting Bak, que fueron marcados a raya por el pelotón en todo momento, sobre todo por el BMC del nuevo líder, que conocía perfectamente la trascendencia de obtener los tres segundos de bonificación de alguno de los tres esprints intermedios.

Cerca de esa meta bonificada de Caesarea, a 61 kilómetros de meta, fueron neutralizados los fugados, dando sus frutos el trabajo de la escuadra de Dennis, en el que destacó tirando en cabeza Fran Ventoso. A partir de ese momento ya no se permitieron más aventuras en solitario, ya que el primer triunfo al esprint era un botín muy preciado por los velocistas. Lo intentó el belga Victor Campenaerts, sin éxito, y más tarde el canadiense Boivin (Academia Israel), quien, con licencia del pelotón, rodó un rato en solitario luciendo el maillotdel equipo local.

A cinco kilómetros de meta empezaron los movimientos de aproximación. Alta velocidad y saltos que trataban de sorprender. El Bardiani asomaba para Guardini, el alemán Tony Martin puso su marcha al frente, el Education First para Modolo y el Lotto Jumbo para Van Poppel. No aparecía el Quick Step, hasta que el checo Stybar decidió encender la mecha para Viviani, quien empezó el esprint en posiciones muy alejadas. Pero a la hora de la verdad, supo rematar el trabajo de su equipo. - Efe