Aquellos tiempos felices

Precedente Osasuna jugó su último partido en Tarragona ante el Nàstic en la promoción de hace dos cursos, cuando estaba desbocado y arrolló

Domingo, 6 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Celebración de Osasuna tras ganar al Nàstic en Tarragona el 11 de junio de 2016.

Celebración de Osasuna tras ganar al Nàstic en Tarragona el 11 de junio de 2016. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Celebración de Osasuna tras ganar al Nàstic en Tarragona el 11 de junio de 2016.

pamplona- Osasuna tiene recuerdos fantásticos de su última visita al campo del Nàstic. La última vez que los rojillos cayeron por ahí fue para disputar el partido de vuelta de la primera semifinal de la promoción de ascenso a Primera División, en el desenlace de la temporada 2015-16. El equipo entrenado por Enrique Martín Monreal estaba completando los últimos pasos de un ascenso impensable, imprevisto, un salto de categoría que iba a suponer un impulso económico extraordinario -los más de 40 millones de ingresos por televisión- que han sostenido la economía del club en los últimos tiempos junto con el plan de salvación de la Ley Osasuna -que llevó incorporada una dación en pago de casi la totalidad del patrimonio de la entidad, estadio y Tajonar incluidos, al Gobierno de Navarra-.

Osasuna jugó la vuelta en Tarragona después de haber firmado una renta interesante en el partido de ida en El Sadar (3-1, con dos goles de Mikel Merino y otro de Kodro y uno de Assoubre para el conjunto catalán), pero también después de haber notado las dificultades de un contricante que, en el campeonato regular, se había quedado a las puertas del ascenso directo -el Nàstic terminó tercero, con 71 puntos, detrás de Alavés y Leganés, que subieron con 75 y 74, respectivamente-.

Los rojillos hicieron en el Nou Estadi un gran encuentro. Demostraron fortaleza mental, aplomo ante las adversidades y una capacidad de esfuerzo y juego considerables. Un gol en contra a los siete minutos -obra de Naranjo, ahora en las filas del Leganés tras pasar antes por el Celta y el Genk belga- complicó el inicio, pero el empate antes del descanso obra de David García -el central cedido ahora en la Cultural Leonesa- dio paso a un segundo tiempo excepcional, con goles de Javi Flaño y Mikel Merino -el joven centrocampista realizó uno de sus mejores encuentros como rojillo y se labró parte de su fama fuera- para completar una remontada a lo grande. Seis canteranos formaron en el equipo titular, los tres goles tuvieron firma de la casa y también hubo sitio para que hombres como Maikel Mesa y Unai García, con formación en las categorías inferiores y que comenzaron el choque sentados en el banquillo, tuvieran sus minutos en la recta final del duelo.

Además de los titulares, la convocatoria que elaboró para aquella cita Enrique Martín Monreal la completaron Unai, Nino, Maikel Mesa, el meta Mario, Urko Vera, Pucko y Berenguer.

Tras apear al Nàstic en las semifinales de la promoción, Osasuna disputaría después la final, dos encuentros por el ascenso contra el Girona, al que doblegó primero en Pamplona (2-1) y también a domicilio en la vuelta (0-1) para sellar su regreso a Primera. En otros tiempos. - J.S.Nàstic 2

Osasuna 3

NÀSTIC Reina;Gerard Valentín, Suzuki, Xavi Molina, Mossa;Madinda (Juan Muñiz, m. 59), Tejera;Lobato (Assoubre, m. 51), Emaná, Naranjo;y De Groot (De la Espada, m. 75).

OSASUNA Nauzet;Javi Flaño, Tano, Miguel Flaño, David García, Oier (Unai García, m. 60);Manolín, Mikel Merino;Roberto Torres, De las Cuevas (Maikel Mesa, m. 63);y Kenan Kodro (Nino, m. 73).

Goles 1-0, m. 7: Naranjo. 1-1, m.31: David García. 1-2, m. 53: Javi Flaño. 1-3, m. 73: Mikel Merino. 2-3, m. 78: Juan Muñiz.

Árbitro Cordero Vega (Comité cántabro). Amonestó a Xavi Molina, Gerard Valentín, Madinda, Tejera y Muñiz, del Nàstic;y a Javi Flaño, Miguel Flaño, Tano, Mikel Merino y Unai, de Osasuna.

Estadio Nou Estadi. 12.906 espectadores. Numerosa presencia de seguidores rojillos.