6 HORAS DE SPA

Victoria de Alonso 1.820 días después

Automovilismo | Gana con toyota las seis horas de Spa por tan solo un segundo y medio de diferencia

Domingo, 6 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

En el centro, de izquierda a derecha, Sebastien Buemi, Fernando Alonso y Kazuki Nakajima, con sus copas.

En el centro, de izquierda a derecha, Sebastien Buemi, Fernando Alonso y Kazuki Nakajima, con sus copas. (EFE)

Galería Noticia

En el centro, de izquierda a derecha, Sebastien Buemi, Fernando Alonso y Kazuki Nakajima, con sus copas.

Spa-Francorchamps (Bélgica)- El asturiano Fernando Alonso, doble campeón mundial de Fórmula 1 (en 2005 y 2006 con Renault), debutó ayer en el Mundial de Resistencia (WEC) con una exhibición que le sirvió para ganar las Seis Horas de Spa, la primera prueba del campeonato, que se disputó en el circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica) y se resolvió con gran emoción.

Alonso, de 36 años, se impuso en la categoría principal, la LMP1, a bordo de un Toyota TS050-Hybrid, formando equipo con el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima en una prueba que dominaron de principio a fin, pero que se resolvió por tan sólo segundo y medio.

El asturiano no subía a lo más alto de un podio desde hace casi cinco años, cuando se impuso al volante de un Ferrari F138 en el Gran Premio de España, en Barcelona, en la que fue su 32ª y hasta la fecha última victoria en la Fórmula 1. Desde entonces han transcurrido 1.820 días. Cuatro años, 11 meses y 24 días para volver a ver al asturiano festejar como ganador. Lo hizo solo ocho días antes de que afronte, precisamente en el circuito de Montmeló (Barcelona), el Gran Premio de España, esta vez como piloto de McLaren.

El equipo de Alonso completó un total de 163 vueltas y ganó la prueba por delante del otro Toyota, el del inglés Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María Pechito López, al que superaron -en un final no apto para cardiacos en el que el asturiano volvió a demostrar su enorme talento- en apenas segundo y medio. La tercera plaza, a dos vueltas, la ocupó el equipo Rebellion Racing que integraron el alemán André Lotterer, el suizo Neel Jani y el brasileño Bruno Senna.

Alonso se reencontró con la victoria precisamente en Spa-Francorchamps, la mítica pista de las Árdenas en la que, curiosamente, nunca había ganado en Fórmula 1 (ha sido segundo en una ocasión y tercero en otras dos), pero sí lo hizo hace 18 años en la Fórmula 3000 -equivalente a la actual F2-.

Alonso añadió un nuevo éxito a su más que sobresaliente palmarés, al lograr en su debut en el WEC un triunfo que se comenzó a forjar la jornada anterior. La media sumada entre el tiempo de su vuelta -la única que pudo dar, debido al accidente del brasileño Pietro Fittipaldi (DragonSpeed)- y la mejor de las que dio Nakajima, les situaba en primera línea de parrilla, pero por detrás del Toyota del argentino PechitoLópez, que perdió la pole por un error burocrático (al indicar mal el número de referencia de una pieza). En una carrera con un final de infarto, no pudo remontar. Así ganó Alonso y su equipo. - Efe