El pluriempleo de Alonso

Por Tomás de la Ossa - Lunes, 7 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La noticia de que Fernando Alonso haya dejado el trabajo a tiempo completo en la F1, harto de no ganar por no tener coches capaces de hacerlo, es muy buena para los amantes del automovilismo, aunque solo sea porque las teles están siguiéndole en su aventura por Indianápolis, Spa o Le Mans. Como además resulta que es muy versátil, acude a todas ellas con opciones de ganar, lo consiga después o no. Y está claro que no se le caen los anillos por hacer equipo -que es una de las claves en esas carreras de resistencia en las que tres pilotos comparten cada coche- y que no va de divo ni de listillo, sino que admite que es un novato y pregunta todo lo que no sabe. No tenemos ni idea de cuál es la importancia real de su victoria del sábado en las Seis horas de Spa, pero es evidente que después de cinco años sin ganar le ha sabido a gloria y que parece el trampolín hacia nuevos y más relevantes éxitos.