Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Casco rojo

Drama en la sexta

Por Sergio Garbisu - Lunes, 7 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Dovi, bastante harto de que Lorenzo con su forma de llevar la Ducati le ralentizara en los

interiores de las curvas, decide salirse del rebufo y apurar la frenada en Dry Sack.

Pero apura demasiado y tiene que abrir mucho la trazada.

Jorge, que prevé el intento del italiano, frena también más tarde de lo habitual, y también se pasa, pero menos.

Y Dani, que desde atrás ve toda la jugada, entra en la trazada buena y espera en aceleración merendarse a los dos de un plumazo.

Eso son hechos. Después, ya lo vimos todos. Strikeen toda regla, con espectacular vuelo de Pedrosa. Dirección de Carrera afirma que es un lance de la misma y que no hay sanciones. Y es cierto. Culpables, ninguno. Porque en sus maniobras no había ni mala fe, ni exceso de agresividad.

Pero sí que, sin duda, hubo dos pilotos que no tuvieron

ninguna responsabilidad: Dovi, que abre la trazada sin riesgo alguno para el resto y Dani, que iba el pobre por donde debía. Jorge, sin embargo, una vez fuera de la trazada correcta, no debía haber vuelto a la misma sin tener en cuenta quién iba ya por ahí. Solo él, pues, tiene la responsabilidad, que no la culpa de este suceso.

Y es curioso que fueron

probablemente los tres pilotos más respetuosos que hay con el resto en las peleas en pista.

Los más modosos. Y los tres que de un plumazo dejaron un drama en la escapatoria de la

sexta.

Para el equipo Ducati Corse que perdió un doblete en el podio. Dovi, un cero que dolerá y mucho para el Mundial. Dani, una de sus oportunidades anuales de llevarse una carrera o por lo menos sentirse protagonista. Y Lorenzo, un poquito de bálsamo para curar muchas heridas abiertas ya con la marca italiana.

Aunque igual, todo daba igual, hicieran lo que hicieran. Porque por delante, el de siempre,

más confiado, encendido y killer que nunca, al que va a tener que torcerse mucho las cosas para no verle luciendo un 7 enorme allá por noviembre.

Y de Yamaha, hablamos otro día. (Más drama).

Herramientas de Contenido