La Justicia está de vacaciones

Arturo Carreño Parras. Militante de IU y jubilado de Adif - Lunes, 7 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Muchas veces en la televisión, en el cine y en las revistas vemos y hemos visto países como Turquía, países árabes como Afganistán, Irán, Irak y también en países africanos que los delitos de robo, drogas, de sexualidad, de violaciones y agresiones sexuales son condenados con penas durísimas e incluso con pena de muerte. En cambio, en España, un Estado democrático y de derecho, vemos cómo los jueces y magistrados cometen graves errores con sus sentencias, condenando más a la persona agredida que a los agresores.

Entre algunas de las sentencias más significativas vemos la del caso Nagore Laffage (violación y asesinato) y últimamente la deLa Manada, cinco delincuentes contra una mujer de 18 años y que se van a ir de rositas. Esto no se puede tolerar de ninguna manera en pleno siglo XXI con todo lo que ha pasado en este país.

Yo no sé lo que pudiera hacer si agreden y violan a un familiar mío, pero lo mismo les puedo decir a esos jueces, magistrados/as si a ellos y ellas les sucediera una situación tan aberrante como el caso sangrante deLa Manada para con esa pobre joven de Madrid.

A ver si el poder judicial en toda su amplitud y como tercer poder del Estado se pone las pilas no caducadas, imparte la Justicia terrenal con sabiduría y equidad porque sino es así, tendremos que recurrir a la justicia divina y a lo mejor encontramos sentencias más acordes y justas con los delitos cometidos, como según la Biblia, ocurrió con Salomón y las dos madres de un niño.

Si los jueces, magistrados, militares, policías, médicos y altos cargos políticos hacen los juramentos para ejecutar sus cargos con lealtad y con honor, me da la impresión de que muchos no lo cumplen. La sociedad descansa en los poderes públicos legislativo, ejecutivo y judicial, por favor, no nos defrauden ni nos engañen, cumplan escrupulosamente su cometido y todo irá mucho mejor.