El que diga lo contrario miente

Óscar Echeverría Martín - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Las últimas semanas están apareciendo en diferentes medios de comunicación diversas informaciones en torno a un partido de 2ª Juvenil que disputaron los equipos JD San Jorge y CD Cizur B el 18 de febrero. Dichas informaciones aseguran que ese partido fue amañado. Desde ese momento y desde diferentes estamentos, se está criminalizando a los jugadores del JD San Jorge cuyo único delito fue negarse a la propuesta que se lanzó desde las filas del CD Cizur. Cualquiera que hubiera asistido al encuentro podrá aseverar que no existieron indicios para formular tal acusación. Si hace lo contrario, miente y allá con su conciencia. Fue un partido muy disputado y cargado de tensión. Los jugadores del JD San Jorge salieron al terreno de juego a competir y a por la victoria, como lo hacen en todos los partidos. El 10 de marzo, jugaron su primer y último partido de la fase de ascenso frente al CD Beti Onak;desde entonces, se les ha privado de lo que más les gusta: jugar al fútbol y competir.

Si se intentó amañar el partido, que paguen los culpables. Están pagando justos por pecadores. Quienes se negaron se han quedado en el dique seco;los que lanzaron la piedra siguen compitiendo. Desde aquí quiero romper una lanza por los jugadores del JD San Jorge, cuya dignidad y honra se ha puesto en entredicho: fue un partido a muerte y el que diga lo contrario miente.