Debate político subido de tono

ENFRENTAMIENTO ENTRE | Maya y Berro, y Beloki y Caballero en dos comisiones

Un reportaje de A. Ibarra. Fotografía P. Cascante - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

la tensión que la oposición trasladada periódicamente al equipo de gobierno bien a través de preguntas, críticas, interpelaciones o declaraciones no sólo va subiendo de tono conforme avanza la legislatura sino que está consiguiendo elevar el tono de los miembros del equipo de gobierno en el turno de réplicas, y se encona especialmente entre algunos concejales con menor química. Ayer la confrontación dialéctica tuvo dos polos protagonistas: por un lado el protagonizado por el regionalista Enrique Maya y la edil de Aranzadi Laura Berro y, por otro lado, entre Maider Beloki (EH Bildu) y la concejala de UPN María Caballero. Fue en la comisión de Presidencia en la que UPN pidió la dimisión de Edurne Eguino por divulgar la convocatoria de la oposición con el temario de las pruebas de cabo tras su refrendo en el órgano público (JOB) cuando Laura Berro acusó a Maya de dar lecciones de “moral” cuando su partido ha estado “investigado por las dietas de la Can y no se le ocurrió dimitir”. “Han estado robando a espuertas y de hecho hay una comisión parlamentaria para investigar los hechos”, reiteró. El portavoz regionalista pidió que se retractara ante la acusación de “corrupción” o, de lo contrario, “acudiremos a los tribunales” a lo que Berro hizo un llamamiento a la “libertad de expresión” para negar cualquier rectificación. Tres horas después fue Maider Beloki quien abandonaría la comisión de Asuntos Ciudadanos en señal de protesta por las continuas interrupciones de María Caballero, también reprendidas por la presidenta de la comisión Esther Cremaes, durante sus explicaciones a las diferentes preguntas que la edil de UPN le formuló por el coste que supondría traducir al castellano un estudio hecho en euskera sobre la medición lingüística en la calle, el plan de mejoras en los colegios y sobre la contratación directa por segundo año de la dirección artística de los conciertos en la Plaza de los Fueros en San Fermín lo que UPN considera “un dedazo” mientras Beloki defiende el éxito del programa y la “falta de respeto al personal técnico”, sin entender porqué los regionalistas se ceban en esta asistencia y no en la de los Fuegos o en el programa Otras Luces.