Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
presidente del Consorcio Passivhaus

“Con solo cambiar las ventanas, se ahorrarían 10.000 millones al año en factura energética”

El presidente del Consorcio Passivhaus, Giorgio Grillo, defendió las ventajas de los sistemas de eficiencia en la construcción de viviendas de consumo casi nulo

Natalia Biurrun Pagola / Javier Bergasa - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Grillo, durante un momento de su intervención en la jornada celebrada en el Hotel Muga de Beloso.

Grillo, durante un momento de su intervención en la jornada celebrada en el Hotel Muga de Beloso. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Grillo, durante un momento de su intervención en la jornada celebrada en el Hotel Muga de Beloso.

“El 47% de la energía consumida en los hogares corresponde a calefacción y refrigeración” “Construir bajo criterios de eficiencia energética no es una moda y la industria ya está aportando soluciones” “Navarra es el epicentro del Passivhaus. Ha sabido posicionarse a este cambio de paradigma”

pamplona- El ahorro económico y energético y la calidad de vida de los usuarios fueron las principales ventajas destacadas por el presidente del Consorcio Passivhaus en España, Giorgio Grillo, al hablar de la importancia de la construcción de casas pasivas.

En este contexto, durante su intervención en Foro Hiria: Navarra Construye Futuroel presidente señaló el continuo derroche que se produce cada día en las viviendas, poniendo el foco de atención en la calefacción y refrigeración, ya que “representan el 47% de la energía consumida en los hogares”. En términos generales, Grillo indicó que “el año pasado el déficit energético en el país se incrementó en 3.000 millones de euros en intentar alcanzar el confort en el interior de la vivienda”, un coste que “si se aplican medidas pasivas puede reducirse entorno a 10.000 millones de euros anuales con tan solo el gesto de cambiar todas las ventanas”. A nivel de usuario, “el ahorro puede suponer alrededor de 500 euros”.

Por su parte, el presidente del Consorcio Passivhaus y también director general de la empresa Deceuninck en la península ibérica citó a los cuatro agentes implicados en este cambio de paradigma, donde “Navarra es el epicentro. Ha sabido situarse a la cabeza y adelantarse a la directiva europea 2010/31”. La Administración, los prescriptores, la industria y los usuarios deben coordinarse “para enfrentarse a este nuevo escenario que ya tiene su propia realidad porque todos somos responsables y tenemos responsabilidad”. Por ello, Grillo ensalzó durante su ponencia el papel del Gobierno de Navarra como impulsor del modelo Passivhaus en la edificación de vivienda pública y residencial e insistió en que “se debe perder el miedo” porque “lo que viene es mucho mejor”. “¿Quién no desea tener una mejor calidad de vida, respirar mejor y tener mayor confort en su hogar?”. Con esta sencilla pregunta, Giorgio Grillo expuso el interés que debe suponer aplicar criterios de eficiencia energética en las viviendas porque la única respuesta a esta cuestión es “ser más felices”.

Asimismo, se dirigió a los asistentes del sector subrayando que la construcción bajo parámetros de Consumo Casi Nulo (ECCN) y el estándar Passivhaus “no es una moda” y que la industria ya ha sabido “aportar soluciones técnicas y herramientas muy viables económicamente”. Por lo tanto, Grillo insistió en que “el camino ya está preparado para afrontar este cambio”.

El conocimiento del usuarioOtro de los agentes implicados en esta transformación del parque inmobiliario es el usuario. Según el presidente “compramos casas obsoletas”. Un estudio elaborado por el Consorcio Passivhaus demuestra que el 44% no ha oído hablar de PH y que el 56% restante dispone de vaga información. Sin embargo, para el 57,92% de las personas encuestadas resulta indispensable disfrutar de confort y de buena temperatura en su casa para una buena salud, “sin identificarlo directamente con el ahorro energético”. Este desequilibrio muestra una visión de la realidad y de cómo “deben posicionarse la Administración y las empresas del sector para concienciar a la población de este nuevo paradigma”.

En este sentido, Grillo mencionó que en la actualidad “el usuario juega un papel activo en el hogar porque es quien adapta su vivienda a sus necesidades”. Sin embargo, insistió en que “el presente y el futuro debe ser al revés: La vivienda debe adaptarse a las comodidades del usuario”.