Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
César Ruiz Larrea arquitecto fundador del estudio ruiz-larrea & asociados

“Hoy en día, ser eficiente sólo se entiende si reducimos absoluta y drásticamente la energía obtenida de los recursos del planeta”

Texto Natalia Biurrun | Fotografía Cedida - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 01:03h

El arquitecto aboga por integrar los recursos naturales en la arquitectura.

El arquitecto aboga por integrar los recursos naturales en la arquitectura. (CEDIDA)

Galería Noticia

El arquitecto aboga por integrar los recursos naturales en la arquitectura.CENER, proyecto diseñado por Ruiz Larrea.

pamplona- El arquitecto madrileño César Ruiz Larrea se ha convertido en una referencia nacional de la construcción sostenible al integrar con naturalidad sus obras en el entorno, introduciendo la bioclimática y la sostenibilidad, así como por el desarrollo de sus proyectos desde un punto más técnico que estético. Así lo corroboran multitud de publicaciones sobre su obra y premios internacionales.

¿Qué es para usted una arquitectura sostenible?

-Es aquella arquitectura que se proyecta y construye con la finalidad de además de responder a un objetivo para la que ha sido demandada. Viviendas, edificios, institucionales, culturales, oficinas, religiosas... deben de aportar soluciones para mejorar las condiciones medioambientales y ecológicas de su entorno y de sus usuarios. La sostenibilidad hay que entenderla ya como esa exigencia transversal a todas las disciplinas y sectores para poder ir neutralizando los graves problemas ecológicos que hemos creado.

¿Cómo interpreta la eficiencia energética en sus proyectos? ¿Cómo la resuelve?

-Todo funciona con energía. La vida sólo es posible en la transformación de ésta. Ser hoy en día eficiente energéticamente sólo se entiende con reducir absoluta y drásticamente la energía que obtenemos de los recursos del planeta. Pero además de esto es imprescindible que utilicemos recursos renovables para mantener el equilibrio de un sistema cerrado como es la Tierra: esta nave en la cual nos trasladamos todos por el espacio, y si no lo hacemos, más temprano que tarde, esta nave se va a averiar y entonces no sé si sabremos ponerla de nuevo en marcha. Es por ello fundamental el objetivo de bajar absolutamente las demandas de energías.

¿Qué aspectos son los más importantes a la hora de construir un proyecto eficiente?

-Conocer donde lo hacemos, qué técnicas debemos emplear, con qué climas y recursos contamos para optimizar y decidir propuestas. Es volver a plantearnos más temas de innovación a la hora de proyectar y cambiar las herramientas usadas hasta la fecha por otras nuevas que nos permitan proyectar y pensar en otra dirección. Le recuerdo el pensamiento de Einstein, cuando afirmaba que no se podía cambiar de sistemas utilizando las mismas herramientas con las que se ha construido el sistema que queremos modificar.

Construir sin contaminar, ¿es posible?

-No solamente es posible, sino que estamos yendo hacia esa dirección de una manera vertiginosa. Esto no tiene vuelta atrás.

¿Hacia qué paradigma consideras que se dirige el sector?

-Hacia la construcción de ciudades más densas y compactas que se conviertan en auténticos organismos artificiales que dejen de ser focos inmensos de destrucción medioambiental para convertirse en la propia solución para el medio físico, produciendo todos los recursos que ahora mismo consumimos y generar residuos para reutilizar las condiciones necesarias de habitabilidad y de equilibrio en el propio ecosistema planetario. Si no somos conscientes de esta dirección estamos condenados a la extinción como especie, ya que el propio sistema tiende al equilibrio desechando aquello que se lo impide.

Se trata de una gran, enorme y ambiciosa tarea, pero si no lo entendemos estamos acabados.

¿Considera que las empresas del sector están apostando por una construcción más sostenible? ¿Cómo es la perspectiva de futuro?

-Sí, pero de una manera muy limitada. Es un sector muy conservador, altamente especulativo, con muy poco convencimiento en general de las necesarias innovaciones (con las excepciones que todo sistema tiene dentro). Hay que cambiar radicalmente el modelo.

¿Qué opinión tiene de las certificaciones Passivhaus, BREEAM, LEED o Verde?

-De unas mejor que de otras. Es evidente que la sola presencia de certificaciones nos apunta ya a una nueva sensibilidad y exigencia en estos temas, pero todavía hay demasiado oportunismo y palabrería y poco rigor y exigencia, sobre todo, a la hora del seguimiento y el funcionamiento de estas certificaciones en la vida del edificio más que a la obtención del “papelito” como producto de venta.

¿Hasta qué punto es posible la reducción del consumo energético en las ciudades?

-Con buenas prácticas y sin grandes complicaciones ni inversiones costosas se pueden rebajar un 40% de estos consumos. Únicamente haciendo las cosas bien, construyendo bien, aislando bien, evitando puentes térmicos, infiltraciones, etc… y pensando pasivamente el edificio. Como siempre, se trata de un problema de educación. Es ésta sin duda el gran arma que tiene la humanidad para cambiar el curso de las cosas.

¿Cómo entiende usted el paisaje?

-El paisaje es ya una construcción intelectual. La naturaleza ya no existe. Prácticamente es un producto de consumo desde cualquier punto de vista… pero eso no debe ser entendido como algo catastrófico. Tenemos que entender que estamos actuando directamente en ella. La estamos manipulando, la estamos modificando. Somos muchos y tenemos una enorme tecnología. Eso nos tiene que invitar precisamente a hacer las cosas de otro modo, a trabajar con ella en la mejor dirección posible.

¿Considera que es posible alcanzar un desarrollo urbano sostenible ambiental, económico y social? Dicho en otras palabras, ¿pueden conciliarse los intereses económicos, con el interés de los ciudadanos y el medio ambiente?

-No solamente lo creo, sino como ya he dicho antes no nos queda otra.

biografía

Nacido en Madrid, César Ruiz Larrea se titula como arquitecto en 1976 por la Escuela de Arquitectura de la capital, en la que ha desarrollado su labor como profesor de proyectos desde 1982 hasta 2004. Completa su formación en Nueva York y en España con algunos de los maestros como Oiza, Carvajal y Cano Lasso.

En 1987 y hasta 1997 forma el Estudio de Arquitectura 3AC con Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala Walther. En 1997 forma el estudio de arquitectura Ruiz-Larrea &Asociados y en el 2010 constituye la firma internacional OSA, Office for Sustainable Architecture. Ha sido profesor invitado en las escuelas de Arquitectura del CEU, Universidad Europea y Universidad de Navarra.

Proyectos destacados

Colegios de arquitectos de Gijón y Oviedo.

Sede de Sogecable en Madrid.

Centro de Energías Renovables en Pamplona.

Sede del Instituto Nacional de Estadísticas en Madrid.

Sede de la Agencia Andaluza de la Energía en Sevilla.

Vivienda Bioclimática en Tenerife.

Hemiciclo Social en Madrid.

Banco de España en Ciudad Real.

Madrid 0,0: viviendas de consumo energético casi nulo (ECCN).