Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
el valor de la ecología para el futuro

“Los edificios son los órganos del organismo que constituye la ciudad y su entorno”

El arquitecto César Ruiz Larrea expuso el valor de la ecología como paradigma de la arquitectura del futuro

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ruiz Larrea reflexiona sobre la envolvente de los edificios.

Ruiz Larrea reflexiona sobre la envolvente de los edificios. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Ruiz Larrea reflexiona sobre la envolvente de los edificios.

“La fachada o envolvente es la piel del edificio que se encarga de conservar y distribuir la energía” “El sector se enfrenta al reto de construir de manera eficiente y los arquitectos afrontarlo con innovación” “Las ciudades deben adaptarse y dar respuesta a los cambios del futuro arquitectónico”

pamplona- “La ecología es la ciencia de las relaciones de un organismo con su entorno”. Con esta cita del biólogo y filósofo prusiano Ernst Haeckel en 1908, César Ruiz Larrea abrió la ponencia para explicar la importancia que tiene el edificio con el espacio que le rodea. “El edificio es como un órgano, interconectado con otros órganos, que necesita de un organismo para funcionar. Siendo este organismo la ciudad y el entorno donde está ubicado”.

Con esta analogía, Ruiz Larrea defendió el papel que tienen que tener los arquitectos en la proyección de sus obras y la importancia de la fachada “como la piel que ayuda a distribuir y conservar la energía, así como a mejorar la eficiencia de ese cuerpo/edificio”. Para alcanzar este objetivo, el arquitecto madrileño destacó que “el sector se enfrenta a un nuevo paradigma donde hay que innovar para que esos organismos funcionen de manera más sostenible, ya que el futuro atisba macrociudades que alberguen entre el 85 y 90% de la humanidad”. En relación a esta idea, Ruiz Larrea planteó “cambiar las herramientas actuales por otras nuevas y diseñar nuevas ciudades” porque siguiendo la cita de Albert Einsten “no se puede cambiar el sistema utilizando las mismos mecanismos”. Asimismo, señaló que “la arquitectura debe facilitar el cambio y adoptar estándares que faciliten el ahorro de consumo energético, aportando soluciones que empiezan desde la envolvente del edificio”. Además, indicó que “nuestras ciudades tienen que adaptarse y dar respuesta a todos estos cambios que están surgiendo del mismo modo que lo tienen que hacer nuestros edificios”.

Modelos sosteniblesPara explicar más detalladamente el sentido de la arquitectura sostenible en la sociedad y de la necesidad de conectarla con el entorno, el arquitecto ejemplarizó sus palabras con proyectos desarrollados por su estudio de arquitectura RL&Asociados. En primer lugar, presentó la obra ejecutada en el Colegio de Arquitectos de Gijón con su propuesta de integrar el edificio histórico de una antigua casona con un nuevo volumen revestido de madera de castaño y que se ilumina en la noche como un faro en medio de la ciudad.

Otro de los ejemplos de lenguaje energético que enseñó el arquitecto fue la renovación de la Torre Cibeles, un bloque de oficinas emplazado en el patio de la sede principal del Banco de España. “Hemos generado nuevos sistemas de circulación, tanto para usuarios como para instalaciones técnicas. Esta reordenación permite optimizar los usos, dando lugar a una planta libre y modulable con elementos instalados en seco. Asimismo, hemos puesto una nueva piel que envuelve el edificio mejorando su eficiencia energética”.

También, Ruiz Larrea defendió la sede de la Agencia Andaluza de Energía en Sevilla, un edificio que “consta de un conjunto especializado de ‘órganos’ interiores formados por instalaciones y redes de conducción de la energía interior: intercambiadores de calor mediante tubos enterrados, que refrigeran de forma natural el aire exterior;pozos de luz que reducen sustancialmente la necesidad de iluminación artificial;chimeneas solares, que permiten la extracción del aire recalentado y, finalmente, una red de columnas de ventilación que cumplen a la vez funciones estructurales y de refrigeración”. Estas estrategias permiten que el edificio se autoabastezca en un 75% de su consumo energético, con fuentes de energía renovable, lo que lo sitúa entre uno de los proyectos de arquitectura bioclimática más avanzados de Europa.

Para terminar el Hemiciclo Solar en Madrid, que consta de 92 viviendas de protección en alquiler para jóvenes, se expuso ayer en el foro como un ejemplo de edificabilidad sostenible, ya que fue el primer edificio residencial en Europa en utilizar un sistema de geotermia horizontal por aire (también llamado de “pozos canadienses”), que reduce en un 50-60% el consumo de energía respecto a un edificio de viviendas convencional, además de reducir las emisiones de CO2 hasta en un 87%. “La excusa de que el precio de las viviendas se encarecería no sirve;este edificio lo demuestra: se pueden hacer viviendas muy asequibles y muy eficientes“.

Resumiendo el contenido de sus obras, para el arquitecto “es imprescindible actuar sobre la envolvente para alcanzar los niveles de eficiencia energética óptimos que permitan un mejor confort de los usuarios”. En definitiva, las propuesta tratan de dar respuesta a las exigencias de construcción de vivienda más ecológica y respetuosa con el medio ambiente, apoyándose “en sistemas de recuperación de calor, intercambio tierra-aire o control de puentes térmicos”. - N.B.P