Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Cambiar el modo de construir

Sostenibilidad, la clave para avanzar

Los edificios consumen hasta un 50% de los recursos físicos según el entorno, convirtiéndose así en una de las principales causas de la contaminación ambiental. Cambiar el modo de construir puede ayudar a paliar el problema y a mejorar considerablemente la eficiencia energética de las viviendas

Texto Natalia Biurrun | Ilustración Cedida - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 01:03h

El objetivo, construir eficientemente.

El objetivo, construir eficientemente. (CEDIDA)

Galería Noticia

El objetivo, construir eficientemente.

El sector de la construcción ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y, como en el resto de sectores, los procesos se han ido profesionalizando e industrializando con el fin de conseguir una mayor calidad del producto final.

Las exigencias en sostenibilidad y eficiencia energética en edificación han aumentado en los últimos años, provocando un cambio de mentalidad. Los profesionales del sector se encuentran en la actualidad en una búsqueda continua de nuevos modelos y alternativas a la construcción tradicional que puedan suplir sus deficiencias en estos campos.

Una buena orientación, un buen aislamiento, la instalación de placas fotovoltaicas y fachadas ventiladas, los sistemas solares térmicos, la biomasa, la geotermia o la energía eólica, entre otros, son algunas de las medidas que pueden ayudar a los inmuebles a reducir su demanda energética.

Países como Austria o Dinamarca ya han sabido adaptarse a la normativa de la Unión Europea, mientras que en España el Ministerio de Fomento está aún trabajando en un nuevo documento del Código Técnico de la Edificación (CTE) que entrará en vigor en 2019 y en el que estarán determinados los nuevos límites. Sin embargo, Navarra ya se ha adelantado a las exigencias europeas y ha sabido posicionarse al nivel de estos países con la construcción del primer edificio de vivienda colectiva construido en el Soto de Lezkairu bajo el estándar Passivhaus y las primeras VPO en Erripagaina, Mutilva, Sarriguren y Ardoi con estos criterios de eficiencia energética.

A través de este modelo de edificación se pretende conseguir una arquitectura ecológica y bioclimática, con la optimización de los recursos energéticos durante la construcción del edificio, la adaptación del proyecto a las circunstancias del entorno en donde será enclavado y el consumo de energías renovables durante el proceso de fabricación. Y conseguir, de esta manera, el objetivo principal de reducir el consumo de energía primaria y, en consecuencia, las emisiones de CO2 a la atmósfera que produce el uso y explotación de las viviendas.

Mejorar los consumos

Fenómenos como el cambio climático y la acentuación del deterioro de la capa de ozono, la aparición de la lluvia ácida, la deforestación o la pérdida de biodiversidad están causadas por las actividades económicas que tienen lugar actualmente.

El entorno construido, donde pasamos más del 90% de la nuestra vida, es en gran medida culpable de dicha contaminación. Los edificios consumen entre el 20 y el 50% de los recursos físicos según su entorno, teniendo especial responsabilidad en el actual deterioro del medio ambiente la ampliación del parque construido.

Un estudio realizado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), financiado por la agencia Eurostat, establece que los hogares españoles consumen el 25% de la electricidad de todo el Estado, siendo ésta la fuente más utilizada (35%) seguida por el gas natural (25%).

La Directiva Europea 27/2012/UE se ha marcado como objetivo que, en el año 2020, se ahorre un 20% de la energía consumida. Por su parte, Navarra ha mejorado considerablemente en eficiencia energética en la última década, ya que en la actualidad es necesario utilizar un 15% menos de energía que hace diez años por cada euro del PIB. De hecho, la Comunidad Foral ha establecido la Hoja de Ruta del Cambio Climático y el Plan Energético de Navarra Horizonte 2030 para reducir el consumo de energía primaria respecto a las cifras proyectadas por la UE para 2020 y para 2030 en un 10%. Asimismo, a través del proyecto SustaiNAVility, se espera obtener un ahorro de energía primaria de 79 GWh/año lo que, tomando una estimación del precio de la energía eléctrica, supondría unos 3.300.000 euros. También, mediante esta iniciativa se registraría una producción de 8.542 MWh/año de energía proveniente de fuentes renovables en la Comunidad Foral.

En concreto, el proyecto SustaiNAVility contempla la puesta en marcha de la rehabilitación de viviendas en cinco municipios navarros para alcanzar un 40% de ahorro energético con una inversión de 7 millones de euros, a través de la empresa pública Nasuvinsa, y la mejora de la eficiencia en vivienda pública para ahorrar hasta un 60% en energía. Otras acciones consideran la implantación de medidas en la industria y en el alumbrado público de cerca de 100 municipios navarros.

Sistemas evaluación

Estos métodos evalúan el impacto ambiental que genera la construcción de un edificio en el medio ambiente. Incluyen protocolos que clasifican los edificios según su grado de sostenibilidad o de cumplimiento de ciertos indicadores o estrategias que determina el propio sistema, y que, posteriormente, certifican el edificio o la actuación urbanística. Las herramientas para la evaluación y certificación de edificios son de carácter voluntario y promueven la sostenibilidad y las buenas prácticas medioambientales para el diseño, construcción, funcionamiento y explotación de edificios. Las certificaciones más importantes son PASSIVHAUS, LEED, BREEAM y VERDE.