La derecha de Macri no consigue sanear la economía argentina y pide el rescate al FMI

El presidente defiende que es la única salida posible tras depreciarse el peso un 5,38% frente al dólar en un día

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fotograma de un vídeo cedido por la Presidencia de Argentina que muestra al presidente Mauricio Macri durante una alocución

Fotograma de un vídeo cedido por la Presidencia de Argentina que muestra al presidente Mauricio Macri durante una alocución (EFE)

Galería Noticia

Fotograma de un vídeo cedido por la Presidencia de Argentina que muestra al presidente Mauricio Macri durante una alocución

buenos aires- Quince años después, Argentina se enfrenta a una nueva crisis y ha solicitado el rescate de su economía al Fondo Monetario Internacional (FMI). El presidente Mauricio Macri anunció ayer que ha iniciado conversaciones con el FMI para recibir una “línea de apoyo financiero” por la situación generada en el país ante la fuerte depreciación del peso frente al dólar en un difícil contexto global.

“Hace minutos hablé con Christine Lagarde, su directora, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo y esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo, dándonos un mayor respaldo para enfrentar este nuevo escenario global”, dijo el mandatario en un mensaje grabado, “y evitar crisis como las que hemos tenido en nuestra historia”, añadió Macri, quien no quiso mencionar a cuánto asciende la posible operación.

Ayer martes, el peso se depreció un 5,38 % frente al dólar respecto al cierre anterior, tras varias jornadas de fuertes caídas de la moneda local -el cambio comenzó 2018 en 18,65 pesos y hoy está a 23,40- que no reaccionaron a las medidas del Gobierno para frenarlas y han provocado una fuerte incertidumbre en el país. Tras recalcar que tiene el “compromiso” de decir siempre “la verdad” y trabajar para que “cada argentino pueda vivir mejor”, Macri recalcó su “convicción” de que el país está recorriendo “el único camino posible para salir del estancamiento, buscando siempre evitar una gran crisis económica” que haría “retroceder y dañaría a todos”.

“enorme” gasto públicoMacri culpó de la situación generada a los gobiernos anteriores e incidió en que “el problema” que tiene Argentina es ser “uno de los países que más depende del financiamiento externo”, producto “del enorme gasto público” heredado y que su Ejecutivo está “ordenando”. Al mismo tiempo, el presidente reconoció que durante los dos primeros años de su gestión, el país ha contado con un contexto mundial muy favorable que hoy “está cambiando”.

“Las condiciones mundiales están cada día más complejas por varios factores: están subiendo las tasas de interés, el petróleo, devaluando monedas de países emergentes, entre otras variables que nosotros no manejamos”, sentenció. Por ello, “frente a esta nueva situación” decidió echar mano del FMI, cuya titular hizo el pasado marzo una visita oficial a Buenos Aires.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que la ayuda solicitada al FMI es la vía de financiación más barata que existe porque este organismo “presta a tasas inferiores” a las del mercado. El ministro también evitó dar detalles sobre la cuantía económica solicitada.

La noticia tuvo repercusión inmediata en las calles de Buenos Aires donde la organización social Barrios de Pie instaló junto al Obelisco varias ollas populares, ya conocidas en la capital, para distribuir platos de comida en denuncia por las dificultades que atraviesa el país. “Buscamos visibilizar el reclamo que tienen millones de familias que hoy tienen dificultades por la falta de empleo y las dificultades para alimentarse correctamente”, aseveró el coordinador del movimiento, Daniel Menéndez. “Entendemos que las medidas que se han anunciado en los últimos días en nuestro país van a traer enormes dificultades y necesitamos que haya una agenda social”, añadió. - D.N.

etiquetas: argentina, fmi, macri