Se reedita el libro ‘Artajona. Toponimia Vasca’, de Jimeno Jurío

El libro, escrito junto a Patxi Salaberri, se incluye así en las ‘Obras Completas’ del historiador y etnógrafo navarro

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Roldán Jimeno y Patxi Salaberri, el pasado lunes en Artajona.

Roldán Jimeno y Patxi Salaberri, el pasado lunes en Artajona. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Roldán Jimeno y Patxi Salaberri, el pasado lunes en Artajona.

pamplona- El pasado lunes se presentó en Artajona, dentro de su semana cultural, la reedición del libro Artajona. Toponimia vasca. Artaxoa. Euskal toponimia, de José María Jimeno Jurío. El acto contó con la presencia de Roldán Jimeno, hijo del etnógrafo e historiador navarro, y Patxi Salaberri, coautor del libro.

Originalmente, el texto vio la luz en 1998, y ahora se vuelve a editar, bajo la entente conformada por el Ayuntamiento de Artajona, Udalbide, la editorial Pamiela y Euskara Kultur Elkargoa, para que forme parte de las Obras Completasde Jimeno Jurío, “ya que era la última de toponimia que faltaba”, explicaba ayer Patxi Salaberri, quien además resalta que la presente reedición incluye nuevo material, “actualizándola, desde el punto de vista lingüístico, con datos de Artajona, y de artajoneses, que no se habían incluido antes, y que aparecían en documentación medieval recogida en el libro Documentos medievales artajones, también de Jimeno Jurío, editado en el 68”. Se trata sobre todo de artajoneses del siglo XI y XII cuyos apellidos quedaron vinculados a sus tierras fijándose posteriormente como topónimos, “aunque, lógicamente, ahora nos se identifican”. Este libro, entre otros, demuestra, a través de la toponimia, que Artajona fue vascófona hasta principios del siglo XIX: “Se hablaba euskera con normalidad, ya que la mayoría de la gente no sabía hablar otra cosa, aunque sí que habría un grupo bilingüe que posibilitara las relaciones con localidades como Larraga o Berbinzana, que en esa época ya era de habla castellana o romance”. Salaberri, destaca, como curiosidad apuntada en el libro, que en Artajona en el genitivo en euskera ren, se hacía solo con re, “una carácterística lingüística que no se encuentra en los pueblos de alrededor”. - F.F.G.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »