Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Goñi mantiene que en el 'caso Can' no se ha robado 'a nadie' y acusa a EH Bildu de tejer un 'montaje'

"¿Quién ha robado? ¿Qué y a quién? Y si tienen constancia, al juzgado, no a mi", apunta en el Parlamento - "Yo soy un ciudadano certificado, posiblemente el más certificado de Navarra", considera

EP - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:51h

Enrique Goñi, en comparecencia en el Parlamento.

Enrique Goñi, en comparecencia en el Parlamento. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Enrique Goñi, en comparecencia en el Parlamento.

PAMPLONA. La comparecencia del exdirector general de Caja Navarra Enrique Goñi en la comisión de investigación del Parlamento foral sobre la entidad financiera ha concluido este miércoles tras cuatro sesiones y aproximadamente 30 horas de preguntas y respuestas en las que Goñi ha mantenido que Caja Navarra "no ha desaparecido sino que se ha transformado" y que "no ha habido nada irregular".

En la sesión de este miércoles, Enrique Goñi ha respondido a preguntas de EH Bildu, Podemos, PSN, Partido Popular e Izquierda-Ezkerra, tras haber contestado en días anteriores a UPN y Geroa Bai, y también a una parte del interrogatorio de EH Bildu.

Concluida la comparecencia del exdirector general de CAN, la comisión de investigación se reúne el viernes para establecer el calendario de futuras comparecencias, dado que la extensión de las sesiones con Goñi ha retrasado el programa inicialmente previsto.

Entre las personas que acudirán al Parlamento foral se encuentra el antecesor de Goñi en el cargo, Lorenzo Riezu. Precisamente, Enrique Goñi ha puesto en entredicho distintos aspectos de la gestión de Lorenzo Riezu al frente de la entidad financiera y se ha ofrecido a realizar "un careo" con él.

En esta última jornada, Enrique Goñi ha afirmado que ha existido "manipulación, montaje y mentira" en torno al devenir de la entidad financiera y ha señalado que "si la integración financiera estuviese en Kutxabank (las cajas vascas) no estaríamos aquí". "Lamentablemente, hay una especie de cerrazón ya preconfigurada y blindada a la resistencia de los datos. Hay una monumental posverdad", ha señalado.

En su opinión, "si Caja Navarra se hubiese acantonado en solitario hubiese sido disuelta a fuerza de ley el 28 de diciembre de 2013". "Me reuní con todos los directivos de todas las entidades con las que podía existir un acuerdo de integración, por supuesto con CaixaBank, Kutxabank, Unicaja e Ibercaja", ha indicado, para señalar que "dos de ellas se cayeron cuando vimos que había riesgo para preferentistas y dijimos adiós".

Según ha dicho, "negociábamos aspectos muy sensibles, qué pasa con los accionistas, con los preferentistas, con las fundaciones, y negociábamos eso en medio de una tormenta regulatoria tremebunda y con un país que resultó rescatado en el sector financiero".

Enrique Goñi ha afirmado que "somos la única caja que no tiene ningún proceso judicial, que no lleva ningún caso de corrupción, en la que todo el mundo gana: preferentistas, accionistas, obras sociales". "¿Y estamos aquí? Para mi es asombroso. Se ha conseguido imponer una 'pararealidad', hay una especie de reina de corazones y un conejo dando saltos. Yo quiero ser el principio de otro discurso, alejado de la manipulación, del montaje y mentira", ha indicado.

El exdirector general ha dicho que es "mentira" decir que "la caja valía 1.300 millones y que ahora no vale nada". "Es un argumento de propaganda. Forma parte del núcleo central de la manipulación, el montaje y la mentira. No valía 1.300 millones, eso es mentira, y es mentira que ahora no vale nada. El pueblo de Navarra tiene que saber que ha habido un ejercicio de manipulación política constante", ha indicado.

Terminadas el turno de todos los grupos, se ha dado paso a una nueva ronda de preguntas que ha sido breve y en la que UPN ha preguntado a Goñi "qué opinión le merece que el partido que más le ha atacado -EH Bildu-, el que alentaba la kale borroka -contra oficinas de la CAN- pretenda fingir que le duele que la CAN no exista".

El exdirector general ha afirmado que "a mi lo que me duele y me llena de perplejidad es que personas, instituciones, movimientos o partidos a los que no vi nunca en el devenir de la Caja ahora hayan creado este monstrenco, que es un montaje, eficaz, una manipulación radical a través de un movimiento estructurado que es nuestra gran posverdad foral, es el gran montaje que no responde a la realidad".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha pedido a UPN que retire las palabras en las que ha relacionado a EH Bildu con kale borroka contra la CAN y ha señalado que este partido "no tiene ninguna responsabilidad de las gravísimas acusaciones que ha hecho".

El parlamentario de UPN Luis Zarraluqui ha hecho el "matiz" de que se refería al partido antecesor de EH Bildu, "en el que probablemente figuraba Adolfo Araiz". El portavoz abertzale ha replicado que se "reserva el derecho" a llamar a UPN como considere.

NO TUVO "JAMÁS" DIRECTRICES POLÍTICAS

Por otro lado, el exdirector general de Caja Navarra ha asegurado que "jamás, nunca y en nada" recibió "ni una directriz política" mientras estuvo al frente de la entidad financiera.

Así, preguntado sobre si se sintió arropado por el Gobierno de Navarra, ha señalado que "la función del Gobierno no era arroparme, habría cosas que supongo que políticamente no les gustaría". "Me consta por ejemplo, lo sufrí, que dejar que la obra social fuese decidida por los clientes supuso un enfrentamiento radical con determinadas consejerías, fortísimo, a pesar de que el presidente del Gobierno (Miguel Sanz) respaldaba que era una buena política para la caja y había que dejar hacer. Yo me sentí respaldado en ese sentido. Pero vivían en otro mundo. El nuestro era competir, esa era nuestra función, por eso nos pagaban, éramos una empresa", ha indicado.

Además, ha señalado que el Gobierno foral no desistió de sus labores de inspección sobre Caja Navarra. "No, en absoluto, y además me consta, porque el Gobierno de Navarra habló varias veces con el Banco de España sin que yo estuviese presente", ha señalado.

JUBILACIONES TRAS LA "CATASTRÓFICA INTEGRACIÓN" DE CAJA MUNICIPAL

A lo largo de la comparecencia, Enrique Goñi ha sido preguntado por las prejubilaciones que se realizaron en la entidad, sobre lo que ha manifestado que "un buen número de las principales prejubilaciones en términos económicos" se debieron a la "catastrófica integración que se produjo de la Caja Municipal de Pamplona en Caja Navarra".

En opinión de Enrique Goñi, esta integración fue "catastrófica en términos de asunción de integración y asunción de una sola cultura de personal, catastrófica por lo que significó que el personal de Caja Municipal, principalmente el de dirección, acabó como juguetes rotos".

"Pregúntele a López Merino -exdirector de Caja Municipal- a ver si estuvo o no sin terminal en su mesa durante semanas o meses, sin cometidos específicos, sin ser convocado a órganos de dirección, pregúntele a él y a muchos otros", ha señalado Enrique Goñi a Adolfo Araiz.

"Cuando yo llegué me encontré casi en algunos casos una situación de auténtico gulag laboral. Pregúntele al señor López Merino, al exdirector de Recursos Humanos de la Caja Municipal, y eso no tenía que ver con el personal de Caja Navarra, tenía que ver con la política de dirección que practicó el señor Riezu -exdirector de CAN-, que fue de ignorancia total, cuando no de humillación laboral", ha señalado.

Enrique Goñi ha señalado que "de ahí salieron unas cuantas de las mayores prejubilaciones, porque había gente que estaba tan herida, que había sufrido tanto, que no quería más que marcharse a casa". Además, ha cuestionado "lo mal que se hizo esa integración, con qué desdén, con qué descuido y con qué consecuencias".