El PSOE, que en Navarra votó a favor, no apoya que el Congreso pida esclarecer los Sanfermines del 78

Los socialistas abogan ahora por modificar la Ley de Secretos Oficiales

El 96% del Parlamento foral había apoyado la propuesta

Marivi Salvo - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sabino Cuadra, Marian Beitialarrangoitia, Fermín Rodríguez, Amaia Kowasch, Mikel Legarda y Eduardo Santos.

Sabino Cuadra, Marian Beitialarrangoitia, Fermín Rodríguez, Amaia Kowasch, Mikel Legarda y Eduardo Santos. (Cedida)

Galería Noticia

Sabino Cuadra, Marian Beitialarrangoitia, Fermín Rodríguez, Amaia Kowasch, Mikel Legarda y Eduardo Santos.

“Nadie ha sido responsable por órdenes como ‘No os importe matar” - “Los culpables no son raperos ni tuiteros;son franquistas y entonces no pasa nada”

Pamplona- El voto en contra del PSOE, junto con el de Ciudadanos y PP, impidió ayer que el Congreso de los Diputados aprobara una proposición no de ley presentada por distintos grupos políticos del Congreso a fin de ratificar la Declaración aprobada el pasado 18 de enero por el Parlamento de Navarra en la que se reclamaba la desclasificación de toda la documentación obrante en el Ministerio de Interior relativa a los sucesos de 1978.

Dicha propuesta había obtenido en Navarra el voto favorable de UPN, PSN, Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra (96% de los escaños) y la única abstención del PP y no tuvo ningún voto en contra. Sin embargo, en la Comisión de Interior del Congreso de ayer la misma Declaración aprobada en Navarra fue “rechazada gracias al voto del PP, PSOE y Ciudadanos”, explicaron desde la plataforma Sanfermines 78: Gogoan! lo que supondría una negativa del 75%. El grupo socialista se escudó ahora en que la reforma de la Ley de Secretos Oficiales permitirá “desclasificar los documentos oficiales de hace 40 años”, una consecuencia que miembros del colectivo SF del 78 consultados no ven tan claro.

En el transcurso de la Comisión, Marian Beitialarrangoitia (EH Bildu) recordó el “uso indiscriminado de fuego real” en la intervención de las FOP el 8 de julio del 78 en Pamplona, que dejó una estela de 10 heridos de bala y al menos otros 170 heridos por otras causas. Pero, además, las tristemente famosas “órdenes grabadas” del No os importe matar, por las que “nadie ha asumido ninguna responsabilidad”, y los sumarios “fueron sobreseidos”, dijo. La portavoz incidió en que 40 años después el Ayuntamiento de Pamplona y el Parlamento de Navarra han pedido desclasificar los documentos, porque cuatro décadas después “siguen sin ser públicos” lo que contribuye a la “impunidad”.

Por parte de EAJ-PNV, Mikel Legarda señaló que todavía “faltan por aclarar” los hechos de aquel 8 de julio que se llegó a calificar como “jornada sangrienta”, con cientos de heridos en Pamplona. “Igual que las víctimas” los grupos políticos tienen el deber, según dijo, de “buscar la verdad” y para ello “es preciso desclasificar” los documentos y sumarios archivados. Porque “se necesita saber quién ordena, con qué medios y a qué se debió” la intervención policial y, en su caso, contribuir a “la reparación de Germán Rodríguez y de sus familiares”.

Gabriel Rufián (ERC) también recordó aquellas órdenes grabadas por los radioaficionados “repeler lo que nos están haciendo esos 200 o 300 hijos de puta. Tirad con todas las energías. ¡No os importe matar!”, dadas “por el comandante Fernando Ávila” a su policía armada. Según Rufián, “una de las horas de represión y abuso policial más brutales de la historia fue por una pancarta”, y “40 años después los responsables no han pisado un juzgado”. “Ni son raperos, ni tuiteros ni independentistas. Son franquistas y entonces no pasa nada”, dijo y añadió que “los errores han durado 40 años y ya vale”.

La memoria de la ciudadEduardo Santos (Podemos) afirmó que “la memoria hace que los lugares donde uno nace sean señales, y la memoria de Pamplona está clavada en lo que ocurrió en los Sanfermines del 78 en Pamplona”. Según recordó, “las personas de Pamplona ya no pueden mirar la plaza de toros o la avenida de Roncesvalles como la miraban antes, porque allí sucedieron unos hechos graves”, ante la “pasividad de las instituciones que deberían haber protegido los derechos humanos”, dijo. Añadió también que la Audiencia de Pamplona y el Congreso “dieron la espalda a esta investigación”, por lo que la memoria ha “quedado exclusivamente en las víctimas” y en las personas que “han mantenido vivo aquello”. “Esa lucha continúa, señal de que la historia hay que leerla y no hay que pasar página sin más”.

ACUDIR A LA LEY Por su parte, Saúl Ramírez (Ciudadanos) reconoció que “la jornada de 1978 la vamos a recordar como una de las más aciagas de este país”, pero “no podemos ir caso a caso”, por lo que “entendemos que el procedimiento” para “conocer toda esa información” debe ser a través de “la reforma de la ley” de Secretos Oficiales” de 1968. En la misma línea, Juan Carlos Campo (PSOE) afirmó que “la muerte de Germán Rodríguez sigue ahí” y “no ha habido responsabilidades políticas, ni tampoco civiles o penales”. “Ha habido un muro ante el que mi grupo entiende que hay que actuar no solo en la línea de un instar al Gobierno, sino en la modificación de la Ley de Secretos Oficiales”, porque “de esa manera se hace más factible la desclasificación de los documentos”, opinó.

Por ultimo, la diputada Beatriz Escudero (PP) recordó que en mayo de 1978 hubo un muerto en atentado en Pamplona, para el que “no les importa quién lo hizo;para él no hay memoria”. Opinó que “no se puede utilizar a las víctimas con fines sectarios” y “no se puede querer saber para unos y otros no”.