Mesa de Redacción

Esparza y Beltrán, a la desesperada

Por Joseba Santamaria - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Llevan tres años agitando la confrontación política y social como único argumento. Esparza y Beltrán son dos políticos aburridos. También son dos perdedores. No han hecho una sola aportación positiva a la sociedad navarra, porque todo su discurso político se centra en buscar la inestabilidad. En el año que queda hasta las elecciones de 2019, ese modelo de política negativa irá a más. Irá a peor. A la desesperada. Esparza sabe que las encuestas le van mal, que su valoración en la sociedad navarra, incluidos los votantes de UPN, es penosa. Va camino de un varapalo electoral por su seguidismo político al beltranismo del PP. Esparza ni siquiera escucha a los suyos. A Beltrán le da igual todo, porque ya ha llevado las siglas del PP fuera del Parlamento de Navarra. Y mientras discuten y se pelean entre ellos en privado y en público, Ciudadanos les come el pan del morral. Ni uno ni otra tienen ya vuelta atrás. Sería asumir su fracaso. Sus monotemas componen siempre un mismo mantra aburrido y cansino: el euskera, las banderas, los pañuelos y ahora otra vez el viejo y casposo que vienen los vascos... Y no hay más. Es todo insensato y absurdo. Están tan acostumbrados a decirnos a los navarros y navarras lo que tenemos que pensar, que de lo que vivimos y pensamos en el día a día no se enteran. No les sirvió ese recurso para evitar la derrota en 2015 y tampoco les servirá en 2019 para ganar. Les queda solo intentar agrandar el ruido mediático de sus mentiras con la esperanza de que cale en la sociedad, aunque es evidente que las inquietudes de los navarros y navarras -al margen de los sectores más extremistas, fanáticos y reaccionarios-, están lejos de sus proclamas. No han podido evitar que Navarra avance en positivo tras su herencia negativa y se han instalado en la inútil mediocridad política. Son resultado de sus propios errores.