Huellas de Altsasu prestará el servicio de recogida de animales

El Ayuntamiento ha firmado un convenio con este colectivo para restablecer este recurso, que no se ofrecía por falta de personal

Nerea Mazkiaran - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Huellas de Altsasu se creó tras el envenenamiento de perros en 2015.

Huellas de Altsasu se creó tras el envenenamiento de perros en 2015. (N.M.)

Galería Noticia

Huellas de Altsasu se creó tras el envenenamiento de perros en 2015.

altsasu- Con el fin de garantizar el cumplimiento de las distintas leyes y ordenanzas en materia animal, que estos últimos años no se han llevado a cabo por falta de personal en la Policía Municipal, el alcalde de Altsasu, Javier Ollo, y la presidenta de Huellas de Altsasu, Amparo Bengoetxea, han firmado un convenio de colaboración para la prestación del servicio de recogida y atención de animales abandonados o callejeros. Correrá ahora a cargo de esta asociación animalista surgida tras el envenenamiento de perros en septiembre de 2015.

“Ante la imposibilidad de prestar un servicio óptimo de forma autónoma, se plantea la necesidad de convenir un acuerdo para regular la manera de trabajar de forma conjunta determinando las competencias de una y otra parte”, explica Ollo. Así, el Ayuntamiento cede a Huellas de Altsasu la competencia de recoger los animales abandonados, que proporcionará los medios humanos necesarios y se encargará de mantener las instalaciones, que serán de propiedad municipal, en debidas condiciones higiénico-sanitarias. Los costes de manutención correrán a cargo del Ayuntamiento. “En los próximos meses la brigada de obras mejorará el lugar que hasta el momento se ha utilizado para custodiar los animales encontrados en el casco urbano, junto al almacén de la brigada de obras en Pilotajauku”, adelanta el alcalde. La duración del convenio es de un año prorrogable.

PROTOCOLO También se ha aprobado un nuevo protocolo de actuación a seguir cuando aparece un animal en la villa. Si no dispone de la debida identificación, permanecerá un máximo de diez días en el refugio municipal. Tras este tiempo, pasará a estar bajo la titularidad de Huellas de Altsasu, iniciándose el procedimiento de búsqueda de un hogar de adopción o su traslado a las instalaciones del Centro de Protección de animales de Etxauri, propiedad del Gobierno de Navarra. Los gastos correspondientes a su manutención y posibles tratamientos clínicos de vacunación, salubridad u otros relacionados con su salud correrán a cargo del Ayuntamiento. En cuanto a los perros con chip identificativo el plazo también será de 10 días y el titular se deberá hacer cargo de los gastos ocasionados. En caso de no ser así, Huellas de Altsasu lo notificará a la Policía Municipal, quien procederá a adoptar las medidas legales correspondientes.

Asimismo, se establece un protocolo para los gatos, que rara vez poseen un chip o placa identificativa. En todos los casos, Huellas de Altsasu difundirá el animal encontrado mediante sus redes de difusión para intentar localizar a la persona propietaria del animal.


CALLES PAZ Y AMAIA Por otro lado, el Ayuntamiento en su última sesión plenaria aprobó el proyecto de renovación de las redes de saneamiento y pavimentación de las calles Amaia y La Paz, incluido en el Plan de Inversiones Locales para 2017-2019 para el año que viene. El presupuesto es de 508.934,23 euros, con una subvención de 294.424,76 euros. La cuantía restante se financiará con remanente de tesorería tras el cierre de las cuentas de 2018. Un tramo de la calle La Paz se encuentra junto a la plaza Zumalakarregi, cuyo proyecto se prevé que se redacte este año.