La eliminatoria está al 50%

Por Rafa Usín - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

es un partido a vida o muerte. Un partido sin margen de error. La eliminatoria pasa por Pamplona porque es nuestro único partido en casa y queremos ganar este encuentro para ponernos por delante.

La eliminatoria está al 50% a pesar de la dinámica positiva que lleva el Jaén, que llega de ser subcampeón de Copa del Rey y ha ganado la Copa de España. Pero somos dos equipos con un nivel muy parecido de fútbol sala. Ellos tienen una plantilla más amplia, más fondo de armario, pero en la pista estamos a un nivel similar, y nosotros ya tenemos una experiencia importante en este tipo de competiciones como para saber qué tenemos que hacer.

Son partidos en los que se nota que hay algo especial en juego. Se nota desde que pisas la pista, el ambiente, ese aroma diferente.

No hemos hablado de que puede ser el último. No entra en nuestra cabeza. Siempre nos hemos caracterizado por ir semana a semana. Y no puede ser así porque es la retirada de Javi Eseverri. Además, fuera de casa la campaña está siendo espectacular. Aun así, preferimos jugar en Anaitasuna, donde nos sentimos más cómodos, con nuestra afición, pero sabemos que tenemos posibilidades en cualquier pista.

En el plano personal un partido de este nivel es una motivación extra. Cada vez es más difícil clasificarse porque los equipos se van reforzando, pero aquí estamos de nuevo, un año más, muy motivados. Sé cuál es el rol que la gente espera de mí y a mí me gusta ser un jugador importante por mi forma de ser. Se me exige, pero no es nada que me importe. A mí me gusta dar la cara en los momentos clave. Soy feliz.

El autor es jugador de Osasuna Magna