Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Pleno pide a Moncloa el traslado a Pamplona de los presos navarros

Los grupos del cambio apoyan la moción, rechazada, en un tono excesivamente bronco, por UPN, PSN y PPN

Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

PAMPLONA- Sólo unas horas después de que Javier Esparza exigiera el inmovilismo más absoluto en materia de política penitenciaria, la mayoría parlamentaria de Navarra aprobó ayer una moción que insta al Gobierno español a trasladar “inmediatamente” a la cárcel de Pamplona a todos los presos navarros o con arraigo en la Comunidad Foral que cumplen condenas en otras prisiones y que así lo deseen.

La iniciativa partió de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y salió adelante pese al rechazo de UPN, PSN y PPN, tras un bronco debate.

El PSN, muy lejos de los postulados que estos días han defendido José Luis Rodríguez Zapatero y Patxi López en este asunto, sólo apoyaron el punto que emplaza al Ministerio del Interior a remitir “a la mayor brevedad” al Parlamento foral el dato de cuántas personas presas de Navarra o con arraigo en Navarra están en otras prisiones del Estado y en cuáles.

unos 177 afectadosLa moción llegó al pleno después de que Salhaketa, asociación que trabaja por los derechos de los presos, informara de que son unas 177 las personas presas en distintos centros penitenciarios del Estado, pese a tener su arraigo en Navarra. De ellas, solo unas 40 están relacionadas con ETA.

Marisa de Simón (I-E) abogó por adoptar medidas para “desterrar las políticas de alejamiento que suponen una pena añadida para el recluso y un castigo para las familias”. “Esto es una justicia punitiva en lugar de restaurativa”, añadió.

Virginia Alemán (Geroa Bai) precisó que esta moción incluye “a todos los presos navarros”, no solo a los de ETA, y lamentó que “la inmensa mayoría son gentes que provienen de situaciones económicas muy precarias y para muchas familias desplazarse es inviable”.

Bakartxo Ruiz (EH Bildu) matizó que esta moción fue presentada mucho antes de que ETA se disolviera y consideró que “si la política penitenciaria de excepcionalidad nunca tuvo sentido, hoy mucho menos”.

Fanny Carrillo (Podemos) criticó que “las instituciones penitenciarias están incumpliendo su objetivo, que es reinsertar a las personas presas”. Además, recordó que en esta situación están tres de los juzgados por el caso Altsasu.

Por el contrario, Javier Esparza (UPN), en su ya habitual tono gritón, consideró “una desvergüenza traer esta moción en el primer pleno después de la desaparición de ETA”.

En la misma línea, a Inma Jurío (PSN) le pareció “criticable que en el minuto uno” después de la disolución de ETA Barkos y Urkullu hablaran de este asunto. También discrepó con el carácter “imperativo” de la moción”.

Ana Beltrán (PPN) contrapuso la dispersión con las víctimas. “Hay quienes no pueden ver a sus hijos ni a mil kilómetros, ya que los tienen al lado pero en el cementerio”. - J.E.

Herramientas de Contenido