Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El instituto de la memoria impulsará acciones con mirada crítica a las violencias sufridas

El Gobierno aprobó la estructura del servicio que ofrecerá fondo documental en la red pública Busca no olvidar a las víctimas del 36, de ETA y de la extrema derecha

Lola Cabasés Hita P. Cascante y O. Montero - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Miembros de Aranzadi en la exhumación de los restos de un hombre asesinado el 24 de mayo de 1938, tras la fuga de San Cristóbal.

Miembros de Aranzadi en la exhumación de los restos de un hombre asesinado el 24 de mayo de 1938, tras la fuga de San Cristóbal.

Galería Noticia

Miembros de Aranzadi en la exhumación de los restos de un hombre asesinado el 24 de mayo de 1938, tras la fuga de San Cristóbal.

pamplona- Las acciones impulsadas por el Gobierno foral desde el inicio de la actual legislatura, julio de 2015, en torno a la recuperación de las memorias histórica y reciente, desde la mirada crítica con el pasado violento que “ha sacudido nuestra sociedad”, son los pilares con los que arranca el nuevo Instituto Navarro de la Memoria cuya estructura orgánica, encuadrada en la dirección general de Paz y Convivencia, fue aprobada esta semana por el Gobierno de Navarra.

El nuevo servicio fue presentado ayer por la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar. El instituto, que se configura como una herramienta “necesaria para el impulso de políticas de memoria”, explicó Ana Ollo, tendrá una biblioteca especializada, dentro de la red de bibliotecas públicas de Navarra, que dispone ya de unos 500 volúmenes en la materia de memoria histórica centrada en Navarra, terrorismo, violencia de motivación política y Derechos Humanos, y de un Centro de Documentación que trabaja también ya en la recopilación y digitalización de imágenes, vídeos y documentación, así como en la grabación de testimonios -cuenta ya con un centenar de testimonios- que preservarán el relato de las víctimas del 36 y del terrorismo más reciente.

Antes de concretar la actividad en los dos contextos en los que ya se trabaja, la memoria relativa al golpe de Estado del 36 y la memoria reciente con los dos ámbitos de la acción terrorista de ETA y de la ejercida por la extrema derecha y funcionarios públicos, la consejera Ana Ollo señaló que el Instituto “pretende “reforzar e impulsar esas políticas destinadas a la memoria, una memoria crítica con ese pasado violento para avanzar en la construcción de una sociedad más justa, ética y democrática”. “Lo que va a hacer el Instituto es aglutinar y consolidar las diferentes políticas transversales que ya se han hecho”, dijo.

“Frente a aquellos que dicen que es mucho mejor no remover el pasado, nosotros creemos que lo que hay que hacer precisamente es hacer esa revisión, esa mirada crítica con las violencias que han sacudido nuestra sociedad”, argumentó Ollo, para remarcar que “una sociedad amnésica nunca podrá ser una sociedad democrática”. En su opinión, además, “la memoria no se puede quedar como algo del pasado”, sino que “tiene que transmitirse a las nuevas generaciones”.

En concreto, el Instituto nace con el objetivo de coordinar las políticas públicas de memoria del Ejecutivo;preservar el patrimonio documental, archivístico, oral y audiovisual de la memoria, así como la elaboración de informes, en respuesta al derecho de las víctimas a la verdad, justicia y reparación, y la divulgación de la memoria y su transmisión a las futuras generaciones.

Encuadrado en la dirección general de Paz y Convivencia, el Instituto Navarro de la Memoria trabajará, como queda dicho, en dos ámbitos: el del golpe del 36 y la violencia que generó, y el de la memoria reciente.

En relación con el alzamiento del 36 y sus consecuencias, Ollo recordó que en Navarra más de 3.000 personas fueron fusiladas aunque no había frente de guerra, de los que mil están aún desaparecidos. Sobre la memoria reciente precisó que el Instituto se ocupará, de una parte, del terrorismo y en especial el de ETA aunque también ha habido otros, dijo, y, de otra, de las víctimas de violencia policial y de extrema derecha, aunque en este área indicó que el margen es “muy limitado” porque la ley foral aprobada al afecto está recurrida en el Tribunal Constitucional que ha dejado en suspenso “prácticamente toda” la norma.

“Son muchas las líneas de trabajo abiertas por el Gobierno relativas a la memoria y el Instituto viene a coordinar y dar un nuevo impulso con nuevas herramientas, nuevas posibilidades y nuevos esfuerzos”, subrayó el director general de Paz y Convivencia, Álvaro Baraibar.

Al respecto indicó que el Instituto “trabajará para preservar la memoria de las víctimas en sus diferentes contextos victimológicos”. Para ello atenderá a la preservación del patrimonio de la memoria en Navarra en sus distintos soportes, promoverá en colaboración con otras entidades y asociaciones el valor de los derechos humanos y una cultura de paz, difundirá al conjunto de la ciudadanía la memoria democrática de Navarra, fomentará la participación de quienes compartan objetivos con el Instituto, reconocerá y reparará moralmente a las víctimas y les conmemorará con actos, publicaciones o jornadas.

biblioteca y fondo documentalEl Instituto busca así favorecer “una cultura de paz y convivencia” y para ello dispondrá como herramientas de trabajo con una biblioteca especializada, que se pondrá en marcha en unos días, y un centro de documentación de fondos archivísticos. La biblioteca nacerá con cerca de 500 volúmenes, básicamente libros pero también revistas, folletos y material audiovisual, mientras que el centro tendrá digitalizado su fondo y contará con testimonios de víctimas para “preservar su relato, darles visibilidad y educar”.

“Hay que reforzar las políticas de memoria;una sociedad amnésica nunca podrá ser democrática”

ana ollo

Consejera de R. Ciudadanas e Institucionales

“El instituto trabajará para preservar la memoria de las víctimas en sus con

Baraibar subrayó que El Instituto Navarro de la Memoria también trabajará en la difusión y puesta en valor de la memoria como elemento de educación de las futuras generaciones y para ello promoverá jornadas y exposiciones, impulsará informes “desde el derecho a la verdad de las víctimas” y organizará o coordinará actos de “reconocimiento y reparación”.

los hitos

Políticas de memoria. Se trabaja en dos ámbitos: memoria histórica del periodo de la guerra civil y el franquismo (1936-1975) y memoria reciente (1960-hoy) con dos contextos diferenciados: la violencia de ETA y organizaciones similares y la violencia de extrema derecha y funcionarios públicos.

Instituto Navarro de Memoria. Objetivos y recursos. Preservación del patrimonio de la memoria: documental y archivístico, fotográfico, oral, audiovisual;elaboración de informes y divulgación de la memoria. Los recursos son: biblioteca especializada dentro de la red de bibliotecas publicas de Navarra y Centro de Documentación de la Memoria con la recopilación de fondos archivísticos, recopilación y digitalización de imágenes, vídeos, etc. Actividades: exposiciones (Ezkaba), jornadas de paz y convivencia, e informes y actos de reconocimiento y reparación.

memoria histórica

5

Son las líneas prioritarias de trabajo: localización, identificación y exhumación de fusilados y desaparecidos del 36;retirada de símbolos franquistas;escuelas con memoria;reconocimiento a las víctimas y lugares de memoria.

Cifras principales. En colaboración con Aranzadi(100.000 €) exhumaciones en Ibero, Olabe I y II, Otsaportillo I y II, Gaztelu, Usetxi, Urtasun, Burutáin, Linzoáin, Anozibar y Urdaniz. Recuperación de 64 cuerpos. El Banco de ADN encargado a la empresa pública Nasertic, 144 expedientes abiertos tras recogida de muestras a familiares e identificación de 21 cuerpos. Con el Fondo Documental de la UPNA -80.000 €-, dirigido por Emilio Majuelo y coordinado por Fernando Mendiola, investiga las consecuencias de la represión franquista. Además de 3.000 asesinados, en su base de datos figuran 428 muertes en cautividad, 13.323 presos-as, 484 desplazamientos y 893 represaliados económica y laboral. En escuelas públicas de memoriase han dado cursos en 2016-17 a 58 docentes de 35 centros escolares y en 2017-18 a 72 docentes de 32 centros. A ello se suman 4 actos institucionales de reconocimiento a 33 empleados públicos, maestros represaliados y presos de Gurss.

memoria reciente

ETA. Placas a víctimas de ETA;presencia institucional en actos de reconocimiento a las víctimas.

Extrema derecha. Ley recurrida en el TC;actos de reconocimiento y reparación a José Luis Cano, Germán Rodríguez, Mikel Zabalza y Ángel Berrueta;atención a otras víctimas;informes y subvención para investigaciones universitarias.