Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La jueza decana achaca “falta de rigor” a Catalá y le acusa de recortar la formación

Mari Paz Benito dice que el ministro busca desviar la atención para no hablar de la falta de medios
Ve legítima la crítica social, pero rechaza la manipulación política

Enrique Conde / Patxi Cascante - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jueces y fiscales, concentrados ayer enfrente del Palacio de Justicia de Pamplona. Mari Paz Benito, a la derecha, sujeta la pancarta.

Jueces y fiscales, concentrados ayer enfrente del Palacio de Justicia de Pamplona. Mari Paz Benito, a la derecha, sujeta la pancarta. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Jueces y fiscales, concentrados ayer enfrente del Palacio de Justicia de Pamplona. Mari Paz Benito, a la derecha, sujeta la pancarta.

“No es malo que nos miren con lupa. La crítica social es legítima, pero con unos límites” “No podemos admitir que un ministro intente manipular y desprestigia así al poder judicial”

PAMplona- La jueza decana de Pamplona, Mari Paz Benito, aseguró ayer que las palabras del ministro de Justicia, Rafael Catalá, sobre la sentencia de La Manada y el juez que emitió un voto particular “hablan por sí solas”, porque “carecen de todo rigor”. Catalá admitió el martes carencias en la formación de algunos jueces en perspectiva de género e indicó que, cuando un magistrado habla de “jolgorio o regocijo” de una víctima, no hay un “problema de leyes”, sino de cultura, de formación y sensibilización.

Benito, que participó ayer en una concentración de jueces y fiscales por una justicia independiente y de calidad, aseguró que es “muy lamentable” que un ministro de Justicia, “a quien le correspondería la defensa de las instituciones, la defensa de esas reglas del juego y la defensa de la separación de poderes y la independencia judicial”, esté “aprovechando” el caso “para atacar de esta manera”. Y lo hace, denunció, “con argumentaciones que hablan por sí solas, porque carecen de todo rigor”.

La jueza decana reclamó “reconocimiento y respeto al estamento judicial, que es fundamental en un Estado de derecho”, ya que, “si no respetamos las reglas del juego que entre todos nos hemos marcado, difícilmente se puede defender esta democracia y este sistema, que entre todos hemos aceptado para poder vivir en paz”. Los jueces y los magistrados, declaró Benito, están asistiendo “con cierta consternación” a los comentarios que hacen los representantes políticos. “Entendemos que la crítica de las resoluciones judiciales es perfectamente admisible, igual que a cualquier otro poder del Estado, pero cuando estas palabras vienen de estos representantes y con esa intención de manipulación y ese intento de desprestigiar al poder judicial, desde luego no lo podemos admitir”, subrayó. Al ser preguntada sobre el magistrado que emitió el voto particular en la sentencia, Ricardo González, que no asistió a esta concentración, no quiso hablar sobre “personas concretas”. En relación a las protestas ciudadanas por la sentencia, la jueza decana aseveró que “la crítica es legítima”, pero “tiene que tener unos límites”. La crítica que realmente les preocupa, añadió, es la de quienes “tienen una responsabilidad política” y “están haciendo un uso” de este caso “para desviar la atención de lo que realmente nos ocupa aquí, que es reclamar esos medios que ellos nos tienen que proporcionar y que día a día siguen sin facilitarnos”. Por ejemplo, censuró los recortes en formación, “de la que tanto está hablando el ministro de Justicia y deje de recortar jueces sustitutos que puedan ocuparse del juzgado mientras los titulares acudimos a esa formación”. “Somos un poder del Estado, nos tienen que mirar con lupa, es nuestra responsabilidad”, indicó Benito. Respecto al código que no se eliminó en la sentencia y que permitió acceder a datos personales de la víctima en la web del Gobierno de Navarra, recordó que desconocen el error y su alcance y que habrá que ver el resultado de la investigación y sobre la reforma del Código Penal en relación a los delitos sexuales aseveró que “igual que pedimos independencia judicial esa labor es del legislador y no podemos entrar ahí”.

santiago DE COMPOSTELA

PÓLEMICA EN L A uNIVERSIDAD

Vídeo de un profesor. La Universidad de Santiago de Compostela estudia actuar contra el profesor Luciano Méndez Naya, quien asegura que la víctima de La Manada “disfrutó” y que la Audiencia Provincial de Navarra debería haberla condenado por haber denunciado “tonterías” de “feminismo radical”. Este profesor, expedientado en 2016 por comentarios machistas a una alumna en clase, publicó un vídeo en su muro de Facebook el pasado lunes 7 de mayo en el que afirma que “una agresión sexual es algo muy grave y debe ser duramente castigado”, pero sostiene que “en este caso (...) hay que cambiar las leyes para ser más duros con los falsos denunciantes”. La USC condenó las declaraciones de este profesor y explicó que “estudia las actuaciones” que pueda tomar contra él, pues “no puede tolerar actitudes o actuaciones que menoscaben la dignidad de las personas”.