Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una investigación de la Clínica Universitaria demuestra que la cóclea no es órgano "intocable"

EFE - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:17h

Los doctores Raquel y Manuel Manrique.

Los doctores Raquel y Manuel Manrique. (Cedida)

Galería Noticia

Los doctores Raquel y Manuel Manrique.

PAMPLONA. Una investigación del departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra ha demostrado que la cóclea no es un órgano "intocable" y que es posible trabajar en su interior con "mínimos daños" para ella.

El estudio ha sido premiado por el foro de investigación en Otología GLORF (Global Otology Research Forum), auspiciado por la principal sociedad científica internacional de Otología y Neurootología, según informa la clínica navarra en un comunicado.

La investigación se ha probado en modelo animal, con unas características de la vía auditiva muy similar a la humana, tanto funcionalmente como anatómicamente, lo que, según señalan, permiten extrapolar los resultados obtenidos.

Pese a lo que se pensaba, el estudio ha demostrado que no se producen daños relevantes en la cóclea durante las intervenciones de introducción de la guía de electrodos para los implantes cocleares.

"Lo que queremos es preservar la cóclea al colocar la guía de electrodos de un implante coclear generando el menor daño posible", según explica Raquel Manrique, especialista en Otorrinolaringología en la Clínica y miembro del equipo investigador.

Esa guía de electrodos es la base del implante coclear, un tratamiento para la pérdida de audición de grado severo profundo.

Este dispositivo es colocado en el interior de la cóclea para estimular el nervio auditivo, que, según la zona, lleva la información de las frecuencias más graves, medias o agudas. Un procedimiento efectivo que facilita que los pacientes puedan desarrollar el habla y entender el lenguaje.

A raíz de ahí, se ha ido investigando cómo mejorar la técnica, según apuntan y así en la última década se han realizado "cambios sustanciales", a nivel quirúrgico y de la guía de electrodos que se coloca para intentar generar "una mínima lesión dentro de la cóclea".

Gracias a ello, señalan, "los pacientes van a entender mejor en situaciones de ruido, y van a poder aprovechar opciones de futuro que la medicina les pueda ofrecer".

Estos avances han llevado a los especialistas de la clínica a preguntarse si es posible trabajar en la cóclea sin generar un deterioro y con este estudio han comprobado que pueden "retirar la guía de electrodos y poner una nueva con mínimos daños en el interior de la cóclea, utilizando una técnica quirúrgica atraumática".

Esto resulta especialmente relevante en los implantes cocleares que se colocan a los niños más pequeños, que a lo largo de su vida pueden necesitar un reemplazo o que puedan beneficiarse de nuevos aparatos.

En la investigación llevado a cabo se ha realizado, en primer lugar, una cirugía en la que utilizaba una inserción parcial de una guía de electrodos y meses más tarde, una reintervención para profundizar más en la inserción de la guía. Y los resultados, según indican, muestran que no hay un deterioro significativo tras la inserción de ambas más profunda después de una segunda intervención.

Esto demuestra que "no es un órgano intocable, que se puede trabajar y volver a operar una cóclea sin que se produzca un mayor deterioro", concluye Manuel Manrique, director del departamento de Otorrinolaringología, quien remarca que esto "abre puertas a futuros tratamientos, abre consensos tecnológicos sobre qué tipo de dispositivos utilizar y cómo utilizarlos para que precisamente se pueda hacer de una manera mínimamente traumática".