Osasuna perdió en la primera vuelta en un Tartiere embarrado

Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

la liga- Osasuna disputó en Oviedo un encuentro que no se tenía que haber jugado ya que las condiciones del terreno de juego, embarrado y encharcado como consecuencia de una profunda tormenta -Ana- impedían que se desarrollara con normalidad. Pero como el conjunto navarro venía de una suspensión con polémica de su partido anterior ante el Nàstic, por la nieve sobre Pamplona, la indecisión del árbitro y el regreso precipitado del conjunto catalán para no jugar el encuentro en las horas siguientes, el árbitro del partido y el propio Osasuna forzaron la situación ante la negativa del conjunto local. La consecuencia fue que el encuentro se jugó en un campo convertido en una pista de patinaje en muchas zonas y que como el Oviedo marcó para los diez minutos, adelantó casi todo el trabajo y ganó. Los rojillos protagonizaron una leve reacción en la segunda parte, pero no supieron leer el partido en un campo cada vez en peores condiciones. - D.N.