52 horas de avión para ver un partido de 80 minutos

protagonista nacewa viaja desde auckland para ver a su hermano

Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

bilbao- El rugby abarca de punta a punta del mundo. De ello puede dar fe Ilaisa Nacewa, que se ha hecho 42.000 kilómetros desde Nueva Zelanda para ver la final de la Champions Cup. El motivo no es otro que su hermano Isa, una de las figuras del equipo irlandés, internacional con la selección de Fiyi, que ha anunciado que este año se retira definitivamente del rugby. “No estoy seguro de si haría esto para ver a los All Blacks en una final de la Copa del Mundo. Ellos lo hacen a menudo, pero Isa no lo va a volver a hacer, así que sentí que tenía que estar en Bilbao de una manera u otra”, explica el menor de los Nacewa en el diario neozelandés The Independent.

El plan de viaje fue como sigue: “Tuve que ir de Auckland a Dubai, unas 16 horas y media en avión. Luego, otras seis horas y media hasta Dublín y después a Bilbao”. En total, fueron 52 horas en el aire y un viaje de 26 horas, teniendo en cuenta los cambios horarios. “Me he gastado 1.700 euros solo en aviones. Han sido 42.000 kilómetros para ver un partido de 80 minutos”, explica Ilaisa Nacewa, que espera que le merezca la pena solo con ver a su hermano, en su último partido oficial, contribuir a que el Leinster recupere el principal título europeo de clubes seis años después de su última victoria.

Pero no es el único seguidor del Leinster que se ha metido una hartada de kilómetros para apoyar a su equipo. Desde Australia, concretramente desde Sidney, llegará Shane Barr después de 17.000 kilómetros de viaje. “Salí de Sydney el viernes a la hora de comer, volé a Hong Kong, luego a Londres y llegué a Bilbao sobre las diez de la noche”, relata este seguidor del Leinster, que vivió en Dublín durante un tiempo y llegó a vestir la camiseta del equipo, “por eso tengo gran afinidad por esa ciudad y por ese club”. En los cálculos de Barr está que se gastará unos 3.000 euros en este desplazamiento.

El único problema para alguien llegado desde Australia es el tiempo que se anuncia para hoy en Euskadi. “Estamos teniendo una época de calor en Sidney y va a hacer falta adaptarse rápido al tiempo en Bilbao si va a llover, como dicen”, comenta Shane Barr, que estará en la grada con su camiseta azul como uno más del Leinster. - R. Calvo