Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
De reojo

Gracias, Salvador

Por Alberto Guzmán - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

puede que suene a tópico, o quizá a fácil bienquedismo, pero quien escribe estas líneas lo siente de verdad. Ocurra lo que ocurra esta noche, Amaia y Alfred ya han triunfado. Han palpado la gloria eurovisiva. La han degustado como pocos representantes de TVE lo han hecho a lo largo de más de 50 años. Honor, por cierto, que comparten con Massiel, Rosa y solo aquellos artistas que pisaron el más famoso de los escenarios europeos en las décadas de los 60, 70 y 80. Cuando un director dirigía a una bella orquesta, y la palabra televoto sonaba más a un vocablo extraído deStar Wars, que a la democratización del resultado. Por ello su éxito, quizá, resulta incluso más meritorio. Más popular. Más de todos.

Que esta noche, millones de personas en todo el Estado (en nuestra Navarra quizá el 80% de la población) vayan a sentarse frente al televisor para disfrutar en cuadrilla, familia o pareja del mayor espectáculo audiovisual del mundo ya es más que meritorio. Guste más o menos la canción. Sea más efectiva o menos su puesta en escena final sobre el Altice Arena de Lisboa. Escenario que, por cierto, aglutina más luces que el alumbrado público de una ciudad del tamaño de Soria.

Porque la propuesta de TVE este 2018 es mucho más que digna, y eso no se puede negar. Aplaudida por jurados de países de todo color, y con un interés mediático sin precedentes, Tú canción ya forma parte de la historia de este maravilloso programa de televisión. Un formato muy de tecnología millenial, desde que ganara Dana Internacional a finales de los 90, en el que prima la estética sobre el fondo. El impacto inmediato sobre un poso de calidad. Pero en el que en ocasiones, muy pocas, estalla la magia y se logran exquisitos triunfos como el de Salvador Sobral el pasado 2017. Él y la bella Amar pelos dois son los culpables de que Amaia y Alfred, miles de eurofans, y una nutrida delegación de periodistas navarros pisemos estos días suelo luso. Y alguno, como servidor, cumplamos además uno de los más bonitos sueños de la vida.

Porque precisamente Eurovisión nació con dicha vocación fraternal, de unión, de hermanamiento entre los distintos estados de Europa. Un viejo continente que parece que esta noche elevará a los altares musicales a Chipre, Lituania o Israel. Pase lo que pase, queridos Amaia y Alfred… ¡¡Show must go on!!

Herramientas de Contenido