Mesa de Redacción

Autogobierno, no anexión

Por Víctor Goñi - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

los mismos que rugen al escuchar el vocablo Euskal Herria, siquiera en la irrefutable acepción cultural de territorio donde se habla euskera, ponen otra vez literalmente el grito en el cielo cuando el PNV renueva su compromiso fundacional con un Estado Vasco conformado por la Comunidad Autónoma Vasca, la Comunidad Foral de Navarra y el territorio gestionado por la Mancomunidad de Iparralde. La controversia no puede resultar más impostada, pues se trata de una aspiración conocida y defendida mediante la exclusiva persuasión del electorado, en contraste democrático con quienes preconizan un entramado institucional distinto, por ejemplo el hoy vigente. Pero es que además ninguna sigla -tampoco el PNV- cuestiona que Navarra constituya un sujeto político propio, amparado además por la disposición transitoria cuarta de la Constitución española. Un blindaje que paradójicamente pretenden eliminar quienes más soliviantados se muestran por una anexión de Navarra imposible sin la libre decisión afirmativa de su ciudadanía y que sin embargo pastelean con un partido antiforalista hasta el tuétano como Ciudadanos. Al extremo de barajar una gobernanza compartida de una Comunidad cuyos derechos históricos sí se hallan en riesgo cierto de laminación sistemática por intereses ajenos -y contrarios- a Navarra. Así que no es la singularidad plural de Navarra lo que se encuentra en peligro, sino el autogobierno fiscal y financiero -consagrado en la bilateralidad con la Administración del Estado- como salvaguarda de nuestra prosperidad. Frente al alarmismo propagandístico, la cruda realidad.