Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Torra seguirá el mandato del 1-O y abrirá un proceso constituyente

El candidato a president se marca de inicio elaborar un “plan de restauración” después del 155
La CUP decidirá mañana el sentido de su decisivo voto

Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Quim Torra, en el centro, aplaude tras recibir por videoconferencia el apoyo de Puigdemont.

Quim Torra, en el centro, aplaude tras recibir por videoconferencia el apoyo de Puigdemont. (EFE)

Galería Noticia

  • Quim Torra, en el centro, aplaude tras recibir por videoconferencia el apoyo de Puigdemont.

PAMPLONA- Tras disculparse por los tuits que publicó hace seis años en los que criticaba “a los españoles”, el candidato a president Quim Torra expuso ayer sus primeras directrices una vez sea investido previsiblemente el próximo lunes y no en el Pleno de hoy en el Parlament. Sus objetivos son claros y pasan por un “plan de restauración” ante los efectos de la aplicación del artículo 155 y la voluntad de mantener “el mandato del 1-O”. Así se pronunció el dirigente soberanista en su primera entrevista en TV3, donde afirmó que su propósito consistirá en gobernar para todos los catalanes y que los “valores republicanos” que defiende para “esta nueva etapa” conllevan “el contacto y el diálogo” con todos los ciudadanos. En paralelo, Torra ofrecerá “diálogo” y pedirá reunirse con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. “Queremos sentarnos y que el Estado español nos reconozca como interlocutor válido”, zanjó el delfín de Carles Puigdemont.

Sobre los planes de la nueva legislatura una vez nombre a los consellers, señaló que lo primero que se plantea impulsar es la creación de un “comisionado” para investigar las consecuencias de la intervención de la Generalitat por parte de Madrid desde el pasado mes de octubre, “que los ciudadanos lo sepan todo” y actuar con “máxima transparencia sobre lo ocurrido durante la aplicación del 155. De igual forma mantendrá la “internacionalización” de la situación política catalana y el impulso de “políticas públicas” para “revertir y prevenir el intento de fractura social que pesa sobre el país”.

Cuestionado sobre el referéndum del 1-O y la declaración unilateral de independencia del pasado 27 de octubre, Torra subrayó que su Govern quiere “cumplir” los dos mandatos sin mayor concreción que el deseo de “restablecer el contenido de las leyes suspendidas” e impulsar un “proceso constituyente”. Ante la advertencia del Gobierno español de que el 155 se volverá a aplicar si el nuevo Govern incumple la Constitución y el Estatut, el presidenciable remarcó que “solo” contempla “obedecer lo que decida el Parlament, que representa la voluntad de los catalanes”.

tres vías de acción políticaNo en vano, no piensa desvincular su acción de gobierno del expresident Puigdemont, con tres vías de acción política: exilio, instituciones y ciudadanía apoderada. Torra puntualizó que de inicio hará algún tipo de acto simbólico para recalcar que Catalunya no pasa por una situación de normalidad al haber “presos políticos y exilio”. Por ello, quiere colocar un gran lazo amarillo en la balconada del Palau de la Generalitat, así como otras posibilidades. En definitiva, destacó las tres líneas políticas a ejecutar: en el extranjero a través de la estructura que liderará Puigdemont;mediante las instituciones catalanes que él liderará y de los ayuntamientos, y también a través “de la ciudadanía movilizada”. “Catalunya tiene un reto monumental. No es solo un conflicto político, es una crisis humanitaria porque hay gente en la cárcel y en el exilio”, censuró Torra, que ahondó en que será un president para los 7,5 millones de catalanes que la mejor manera de demostrarlo es hacer una defensa del “republicanismo y de los valores republicanos”. Situado en el cargo por el líder de Junts per Catalunya, se definió como un president para una “etapa de transición y provisionalidad”, y cree que es pronto para afirmar si se agotará la legislatura de cuatro años, en la línea de lo expresado por su antecesor. Cuando se le cuestionó si Puigdemont le ha vetado el uso del que fue su despacho, respondió que desconoce “dónde” deberá situarse y que no es relevante.

rechazo constitucionalistaLa oposición no acogió con agrado su nombramiento al considerarlo el brazo ejecutor de Puigdemont. Desde el PSC, su secretario de Organización, Salvador Illa, le conminó a que respete la legalidad vigente y gobierne para todos los catalanes. “No cuenta con nuestra confianza”, dijo el socialista. Por su lado, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, reclamó al candidato que, si le eligen, sea un “presidente autónomo, no interpuesto”, y que dignifique el cargo, recordándole que está obligado a cumplir la ley. “Si en Madrid la designación de un candidato interino se hace de modo digital, aquí en Cataluña, por más que se intenta revestirse o exaltar la democracia o el independentismo, el mecanismo es el mismo, el digital”, lamentaron desde Ferraz.

Desde Podemos, el secretario general, Pablo Iglesias, le instó a disculparse, como ya hizo, por sus comentarios “racistas y etnicistas” antes de ser investido. “Si ha borrado esos tuits es que reconoce que aquello fue impresentable. Se equivocó mucho con esas palabras. Si pide perdón hablaría bien de este señor al que por supuesto nosotros no vamos a apoyar”, zanjó el líder morado.

Desde Ciutadans, su presidenta Inés Arrimadas advirtió de que Puigdemont “ha designado al sucesor más radical que ha encontrado para ser su títere”. “El nacionalismo siempre pueda superarse a peor”, criticó por el perfil de “nacionalista xenófobo y supremacista” de Torra, lo que a su juicio “no asegura la rectificación ni el diálogo” en esta legislatura, sino “más conflicto, más confrontación y mas procés”. “Nos preocupa que después de seis meses de parálisis solo hayan encontrado a este señor que es más radical que Puigdemont y que ha asumido ser títere de un fugado de la justicia”, repitió Arrimadas. Desde el PP catalán siguieron en esa línea ya que para su líder, Xavier García Albiol, Torra es un “hombre de paja” teledirigido desde Alemania por Puigdemont y sin autoridad.

dudas desde la cupLa CUP celebrará nuevamente mañana un consejo político para decidir si respalda o no la candidatura de Torra. No cierra la puerta a cambiar sus cuatro votos en función de lo que pongan sobre la mesa Junts per Catalunya y ERC, y es que algunos sectores anticapitalistas no ven con buenos ojos su designación y estiman que no han hecho valer la mayoría de ERC y CUP en el seno del soberanismo sobre Junts per Catalunya para elegir un perfil más de izquierdas.

Herramientas de Contenido

etiquetas: parlament, quim torra