Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La mayoría absoluta del soberanismo volvería a fortalecerse

La CUP casi triplicaría votos y junto a JxCat y ERC sumarían entre 70 y 75 escaños, según la encuesta del CEO

El apoyo a la independencia desde febrero se dispara y alcanza ya el 48%

Igor Santamaría - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El Parlament luciendo los lazos amarillos por sus políticos presos.

El Parlament luciendo los lazos amarillos por sus políticos presos. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El Parlament luciendo los lazos amarillos por sus políticos presos.

encuesta del ceo

Ciudadanos gana a la baja. El partido de Inés Arrimadas pasaría de 36 a entre 33 y 34 escaños, con un apoyo en voto del 24,5%. Una victoria del todo punto insuficiente.

JxCat y ERC pierden fuelle. Todo apunta a que la marca de Carles Puigdemont superaría a la de Oriol Junqueras. Pero JxCat pasaría de 34 a entre 30 y 32 asientos, con el 19,8% de respaldo;mientras que ERC se quedaría con sus 32 o descendería hasta los 29 con el apoyo del 20,5% de sufragios. Eso sí, la CUP, que tiene cuatro escaños subiría hasta los 11, con un 9% de papeletas.

PSC y PPC, a peor. Si los ‘comunes’ remontan al pasar de 8 a 11 representantes, con el 9,5% de votos;los constitucionalistas del PSC y PPC no levantan cabeza. Los socialistas (11% de voto) bajan de 17 a entre 13 y 15 escaños, y los ‘populares’ (4,1%) incluso podrían perder un escaño de los pobres cuatro que tienen en la actualidad.

independencia

en tres meses el ‘sí’ asciende siete puntos

El 48% de la población catalana ve con buenos ojos que Catalunya se convierta en un estado independiente. Un 43,7% lo rechaza, un 5,7% no lo sabe y un 2,6%. La cifra se ha disparado 7,2 puntos porcentuales en comparación con la encuesta de febrero, cuando el apoyo a la secesión se situó en un 40,8%, mientras que el rechazo significaba un 53,9% de la población. Y ello, cuando las previsiones apuntaban a todo lo contrario.

el autonomismo baja enteros

Del 36,3% ha pasado al 24%, mientras que los partidarios del Estado independiente han crecido desde febrero, desde el 32,9% al 40,8%.

pamplona- Si Quim Torra se convierte en president debutará con excelentes perspectivas electorales para el independentismo después de que el barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, publicado ayer, señalara que, lejos de desplomarse, el secesionismo vería reforzada su mayoría absoluta, principalmente por el espectacular ascenso de la CUP. Aunque Ciutadans ganaría otra vez las elecciones con entre 33 y 34 asientos en el Parlament -hoy día tiene 36-, las fuerzas soberanistas sumarían entre 70 -los que ostenta actualmente- y 75 escaños. Cifras nada desdesñables.

Tanto Junts per Catalunya como ERC perderían fuelle en favor de los anticapitalistas. La marca que abandera Carles Puigdemont obtendría entre 30 y 32 representantes, por los 34 que obtuvo el 21-D, mientras que los republicanos, con Oriol Junqueras aún preso, se situarían entre 29 y 32, estos últimos son los que tiene en estos momentos en la Cámara. O lo que es igual, JxCat podría revalidar su liderazgo dentro del mundo secesionista pese a ir a la baja.

Pero es que los cupaires protagonizarían un espectacular salto ya que pasarían de 4 a 11 diputados, de ahí que se estén pensando qué hacer con la investidura de Torra. Esto deja claro que en diciembre la marca de Puigdemont recogió mucho voto prestado desde la CUP con el president cesado en el exilio y arremetiendo contra el artículo 155 aplicado por Mariano Rajoy. En esta tesitura, los antisistema podrían tener una mayor incidencia en el matrimonio que forman con JxCat y ERC, hasta el punto de que su abstención no valdría para la investidura de un president, a diferencia de lo que sucede ahora.

Los comunestambién conseguirían recuperarse del mazazo electoral último y pasarían de 8 a 11 escaños, aunque en votos se mantendrían ligeramente por delante de la CUP. Las otras dos fuerzas constitucionalistas, al margen de la formación naranja,se resentirían: el PSC no levanta cabeza y bajaría de 17 a entre 13 y 15 representantes, y el PPC continuaría en caída libre y podría perder incluso un escaño más de los cuatro actuales. El sondeo también estima que en una nueva convocatoria electoral la participación pasaría del 80% de récord de diciembre pasado a un 68%, de ahí que el españolismo saldría trasquilado.

El trabajo de campo de la encuesta se efectuó a partir de 1.500 entrevistas entre el 7 y el 27 de abril, es decir, en plenas negociaciones entre JxCat y ERC para intentar desbloquear la investidura, y mucho antes del desenlace con el plan Torra. También coincidió con la puesta en libertad de Puigdemont en Alemania y la intención inicial de la justicia germana de no extraditarle por el delito de rebelión.

En este escenario, y más allá de las perspectivas electorales, el CEO, el llamado CIS catalán, volteó de manera muy significativa la balanza entre el y el no a la independencia de Catalunya. Y es que si hace menos de tres meses, el rechazo a la secesión escalaba hasta el 53,9%, mientras que el apoyo se precipitaba hasta el 40,8%, las tornas han cambiado. Ahora mismo, aquella diferencia de 13 puntos a favor delnose ha convertido en 4,3 puntos a favor del . Según el barómetro citado, el 48% de los catalanes votarían a favor de la independencia y el 43,7% la rechazarían. Esta pirueta tan vertiginosa que, según el CEO, se ha producido en solo tres meses en la cuestión independentista queda patente cuando se pregunta a los catalanes por su modelo territorial preferido. En febrero, el autonomismo superaba en adeptos a la secesión por vez primera en seis años. El 36,3% se confesaba entonces partidario del statu quo autonómico;el 32,9% se declaraba independentista, y el 19,4% optaba por el federalismo. Sin embargo, actualmente la ruptura con el Estado español ha remontado hasta el 40,8%, mientras que la autonomía ha perdido fuelle (24%) y los federalistas se han recuperado ligeramente (22,4%).

generales: gana ERCEn unas generales, ERC (12 escaños) superaría a En Comú Podem (10-11), que logró la victoria en 2016, mientras que Ciudadanos sería la fuerza que más crecería, de 5 a 8 diputados. Junts per Catalunya podría mantener sus 8 diputados o aumentarlos a 9. La formación que sufre un mayor retroceso sería el PPC, que se quedaría con 2 o 3 representantes, y el PSC pasaría de sus 7 asientos a 5 o 6.