Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El CHN contará por fin con la demandada unidad de rehabilitación cardíaca

Prevé atender a unos 480 pacientes al año, entre ellos los ingresados por infarto o angina de pecho
Entrará en servicio a comienzos del año 2019, tras más de dos décadas reivindicando su creación

M. Pérez / Unai Beroiz - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De izquierda a derecha, Fernando Olaz, Milagrosa Larráyoz, Itziar Bueno, Itziar Isasi, Leticia Napal, Jesús Berjón, Estela Aguirre, Antonio Merino, Alicia Pérez, Ana Áriz, Teresa Cisneros y Julián Pérez.

De izquierda a derecha, Fernando Olaz, Milagrosa Larráyoz, Itziar Bueno, Itziar Isasi, Leticia Napal, Jesús Berjón, Estela Aguirre, Antonio Merino, Alicia Pérez, Ana Áriz, Teresa Cisneros y Julián Pérez. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Fernando Olaz, Milagrosa Larráyoz, Itziar Bueno, Itziar Isasi, Leticia Napal, Jesús Berjón, Estela Aguirre, Antonio Merino, Alicia Pérez, Ana Áriz, Teresa Cisneros y Julián Pérez.

pamplona- El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) va a poner en marcha una Unidad de Rehabilitación Cardíaca para la recuperación de pacientes con enfermedades cardíacas, principalmente aquellos que han sido ingresados por un síndrome coronario agudo o sometidos a intervenciones quirúrgicas de revascularización coronaria (personas que han sufrido un infarto o con angina de pecho, entre otras patologías). Se trata de “un proyecto muy ilusionante” para el centro, como señaló su director asistencial, Jesús Berjón, quien destacó que “es una reivindicación que se persigue desde hace más de 20 años”. La obra, cuyo presupuesto asciende a cerca de 500.000 € y que comenzará en la segunda semana de junio, estiman que acabe a finales de este año. Una vez que se proceda al equipamiento de las instalaciones, para lo cual invertirán unos 260.000 €, está previsto que el servicio empiece a funcionar “después de Navidad” y podría atender a “aproximadamente unos 480 pacientes al año”.

Berjón presentó ayer el proyecto acompañado del director del Área Clínica del Corazón de Navarra, Fernando Olaz, de la jefa del área de Cuidados de esta unidad, Alicia Pérez, y de la jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, Teresa Cisneros, quien expuso que lo que pretenden con esta intervención multifactorial es conseguir que “estos pacientes vuelvan a incorporarse a su vida, cambien esos estilos perjudiciales para su salud y mejoren su calidad de vida”.

En su intervención, Berjón reconoció que “nos incorporamos un poco tarde”. En este sentido, comentó que, a diferencia de otros países europeos, en el Estado “ha costado poner en marcha estas unidades”, y se refirió a “un estudio nacional del año 2016 que constataba que aproximadamente un 50% de los hospitales de nuestro tipo disponían de rehabilitación cardíaca”.

beneficiosEntre las ventajas de contar con un programa de rehabilitación cardíaca hospitalario destaca la reducción de mortalidad cardiovascular, el número de eventos cardíacos y hospitalizaciones, la disminución de consultas, la mejora del cumplimiento terapéutico, el incremento de la satisfacción y la calidad de vida del paciente, la mejora de su capacidad funcional y el control de factores de riesgo. En este sentido, Fernando Olaz explicó que “está demostrado que viven más, se mueren menos, tienen menos infartos, ingresan menos, mejoran su capacidad funcional, tienen más capacidad para hacer ejercicio, con lo cual su calidad de vida aumenta mucho, el apoyo psicológico mejora mucho su autoestima, tienen más seguridad a la hora de integrarse en actividades diarias, porque cuando salen del hospital los pacientes tienen miedo, tienen miedo a andar, a subir una cuesta, a estar solos, pero en el momento que se ven haciendo un programa de ejercicio durante dos meses, que están vigilados y ven que pueden hacer ejercicio, les da muchísima confianza y les hace estar menos enfermos. Encima, si durante estos meses se les controla el peso, la tensión, la dieta, se vigila si siguen tomando el tratamiento... Todo eso hace que el paciente se vea muy implicado y muy mentalizado”.

Como destacó Olaz, esta unidad “tiene una gran importancia desde el punto de vista asistencial”, porque “las enfermedades cardiovasculares siguen siendo hoy en día la segunda causa más frecuente de mortalidad por detrás del cáncer”. Además, señaló que si bien “hemos tenido un gran avance en la atención al paciente con el síndrome agudo, no ha habido ese desarrollo paralelo de la atención al paciente una vez que se ha dado de alta de esos procesos y es donde tiene gran importancia la Unidad de Rehabilitación”. No obstante, sostuvo que “los beneficios de los programas de rehabilitación cardíaca suponen más del 50% del beneficio en el pronóstico y el seguimiento de los pacientes”.

En la nueva unidad, que se ubicará en un espacio de 600 metros cuadrados actualmente desocupado en la planta baja del antiguo Hospital de Navarra, anexo al servicio de Rehabilitación, trabajarán un cardiólogo, un médico rehabilitador, uno o dos fisioterapeutas, dos enfermeras, una auxiliar y una secretaria a tiempo parcial.

“no es un gimnasio”La nueva jefa del servicio de Rehabilitación, por su parte, aclaró que “una Unidad de Rehabilitación Cardíaca no es un gimnasio al que van los pacientes diagnosticados de enfermedad cardíaca;el concepto es mucho más amplio. Se trata de una unidad multidisciplinar y se va a implicar en la prevención cardiovascular, en educar y entrenar al paciente en hábitos de vida saludable y, sobre todo, llevarle a un cambio en su estilo de vida”. De este modo, a las personas que acudan a la unidad se les clasificará según el riesgo cardiovascular. Así, indicó Teresa Cisneros, a los pacientes de bajo riesgo -aproximadamente el 50%- se les diseñará “un programa de ejercicio que pueden seguir en Atención Primaria siempre coordinados con la Unidad de Rehabilitación Cardíaca”;una práctica que ya viene realizándose en Atención Primaria con buenos resultados. Y a la otra mitad, considerados de un riesgo moderado, la doctora indicó que “entrarían en la unidad y se les diseñaría un programa de ejercicio ambulatorio que tendrán que hacer con nosotros durante dos o tres meses en grupos de pacientes”.

En cuanto al funcionamiento de la unidad, Cisneros explicó que se “ofrecerá una consulta con el médico rehabilitador, que planificará de forma individualizada el ejercicio a cada paciente y solucionará los problemas que puedan surgir del desarrollo del propio ejercicio. Posteriormente, un fisioterapeuta estará al lado del paciente mientras hace el ejercicio de una forma presencial y también una enfermera. Además, se ofrecerá una consulta de Cardiología para revisión de síntomas y seguimiento de los tratamientos”, así como “consultas de Enfermería, que informarán al paciente, y un apoyo de nutricionistas y psicólogos”.

Finalmente, Alicia Pérez indicó que “la atención de la rehabilitación cardíaca se prestará por fisioterapeutas y por enfermeras de Cardiología de manera conjunta y coordinada. Es una atención integrada en dos bloques: entrenamiento físico y la intervención educativa y psicológica”.

apuntes

Qué es la rehabilitación cardíaca. Es un proceso multidisciplinar que incluye entrenamiento físico, educación para la reducción del riesgo, cambios en el estilo de vida y uso de técnicas de modificación de conducta.Instalaciones. La unidad contará con dos consultas médicas de Cardiología y Rehabilitación, una tercera consulta de Enfermería, un espacio de 135 m2 de gimnasio dotado de 12 puestos de ejercicio monitorizados, un box de atención y reanimación, vestuarios para pacientes y almacén. En lo que respecta al equipamiento, el gimnasio se dotará de 8 bicicletas estáticas, 1 elíptica y tres cintas, pesas y colchonetas. Contará, además, con los correspondientes aparatos y equipos para controlar las constantes de los y las pacientes, así como con una central para monitorizar los 12 puestos que dispondrá de un sistema de alarma que avise de alteraciones en la frecuencia cardíaca.

Qué pacientes se benefician. El doctor Fernando Olaz destacó que “estos programas han tenido beneficios prácticamente en todas las cardiopatías, pero vamos a empezar con determinadas patologías, valorando el riesgo o la seguridad del paciente y los mayores beneficios que se pueden obtener en salud”. Así, empezarán el tratamiento con “pacientes dados de alta con un síndrome coronario agudo, como infarto agudo de miocardio, y los pacientes dados de alta por procedimientos de revascularización coronaria por cateterismo o por cirugía cardíaca, seguidamente los pacientes por insuficiencia cardíaca y, posteriormente, iremos progresivamente incorporando otras patologías con mucha menor incidencia”.

Trabajo conjunto. En este proyecto han trabajado el servicio de Rehabilitación, el Área del Corazón y Atención Primaria.

Por qué la tardanza. Preguntado por cuáles son las razones que han impedido poner en marcha este servicio antes, Jesús Berjón consideró que puede ser “el esfuerzo inversor” que requiere (de 800.000 € en obras y equipamiento más luego el personal), y el hecho de que la Medicina tiende más hacia lo tecnología.

candidatos al año

700

Olaz estimó que hay unos 700 pacientes al año que pueden ser candidatos a ser atendidos en esta unidad de rehabilitación.