Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Transportistas rechazan limitar el uso de la N-121-A

Tradisna y ANET ven “correctas” las demás medidas planteadas por el Gobierno

Jesús Morales Javier Bergasa - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un camión circula por el túnel de Belate, que se cerrará el 4 de junio para realizar obras en su seguridad.

Un camión circula por el túnel de Belate, que se cerrará el 4 de junio para realizar obras en su seguridad.

Galería Noticia

Un camión circula por el túnel de Belate, que se cerrará el 4 de junio para realizar obras en su seguridad.

PAMPLONA- La Asociación de Transportistas de Navarra (Tradisna) y la Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística (ANET) mostraron ayer su rechazo a las restricciones al trafico pesado planteadas por el Gobierno de Navarra durante las obras en los túneles de Belate y Almandoz, que entrarán en vigor el 4 de junio y que impedirán la circulación de camiones en tránsito por las carreteras N-121-A, N-121-B y NA-1210 con matrículas pares o impares en semanas alternas, entre las 6.00 y las 22.00 horas.

En un comunicado conjunto, Tradisna y ANET, afirmaron que salvo por la restricción al tráfico de vehículos pesados, ven “correctas” y “suficientes” las medidas de seguridad planteadas por el Ejecutivo foral, a lo que agregan que “la paciencia y el sentido común de los conductores ayudarán a paliar los inconvenientes generados por las obras en los túneles”. Sin embargo, “el sector del transporte de mercancías por carretera no está de acuerdo” con la limitación y apuesta por el “desvío voluntario” al entender que “la autorregulación del transporte es suficiente para garantizar la seguridad en la vía y el trasvase de los vehículos pesados a la A-15”, afirman en un comunicado conjunto.

Para estas asociaciones, el desvío de la N-121-A, una vía de carácter transeuropeo de mercancías, a la A-15, una autovía de montaña, plantea “aspectos negativos para el transporte y la economía”, entre los que cita “costes por distancia, por peajes, por tiempo;peligrosidad;impacto negativo para los negocios de la zona;así como menor recaudación fiscal para Navarra”.

VEHÍCULOS LIGEROS, EXENTOSA los transportistas les “llama la atención” además que el Gobierno haya eliminado de su propuesta, que se aplicará hasta el 15 de julio en caso de conformarse, las limitaciones al tráfico de turismos en tránsito, cuando “los informes de seguridad indican que el factor humano es el principal causante de accidentes” y son “estos vehículos los que más volumen de circulación aportan diariamente”.

Tradisna y ANET argumentan que en los dos meses de verano de 2011 se desvió todo el tráfico al puerto de Belate y “no se produjo ningún herido grave ni leve”, a lo que suman que ahora se va a actuar en la carretera del puerto y esta mejora “podría compensar el incremento del volumen de tráfico pesado”, del 33,37% desde marzo de 2011.

Los transportistas aseguran que defiende “con rotundidad la seguridad vial”, una de sus “mayores preocupaciones” y de la que hacen “continuos seguimientos” junto con los organismos oficiales y, según la Policía Foral, las “caravanas extensas de vehículos y por tanto una ralentización de la velocidad, produciría un primer efecto beneficioso en el tráfico, como es la ausencia de accidentes en dicho tramo”. Una opinión “ratificada por el Gobierno de Navarra en sus conclusiones sobre la seguridad”, subrayan, y agregan que por tanto “la presencia de vehículos pesados junto con turismos favorece la no siniestralidad”. A pesar de su discrepancia con la restricción, ayudarán a difundir la medida y el desvío alternativo tal y como se comprometieron en la reunión de la comisión de seguimiento.