el galés marca los dos primeros tantos

Bale se reivindica

Goleada | el galés marca los dos primeros tantos de la plácida victoria del Real Madrid ante el Celta

Roberto Morales - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Bale, celebrando su primer gol.

Bale, celebrando su primer gol. (EFE)

Galería Noticia

Bale, celebrando su primer gol.

REAL MADRID 6 Keylor Navas;Achraf, Nacho, Varane, Marcelo;Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, m.64);Bale (Lucas Vázquez, m.71) y Benzema (Borja Mayoral, m.64).

CELTA 0 Sergio Álvarez;Hugo Mallo, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny;Wass, Lobotka, Jozabed (Radoja, m.71), Brais Méndez;Lucas Boyé (Pablo Hernández, m.46) y Maxi Gómez.

Goles 1-0 m.13: Bale. 2-0 m.30: Bale. 3-0 m.32: Isco. 4-0 m.52: Achraf. 5-0 m.74: Sergi Gómez, en propia puerta. 6-0 m.81: Kroos.

Árbitro González Fuertes (colegio asturiano). Amonestó a Hugo Mallo (84) por el Celta.

Estadio Bernabéu. 56.474 espectadores.

madrid- Gareth Bale rescató el orgullo para apurar sus opciones de titularidad en Kiev, en la final de la Liga de Campeones, e instalar la duda en Zinedine Zidane, liderando con un doblete una plácida goleada del Real Madrid ante un Celta desganado que ya piensa en las vacaciones.

La despedida del Real Madrid del Bernabéu esta temporada presentaba pocos aliciente en un duelo sin nada en juego para los dos equipos. El madridismo cuenta los días para su gran final y olvidar una Liga que pronto tiró su equipo por su irregularidad. Todo parece decidido en el once de Zidane, aunque Bale lucha por cambiar el destino.

Había firmado dos buenos partidos el galés en sus últimas apariciones, ante Leganés y Barcelona, y se destapó animando la fría noche madrileña con sus carreras, verticalidad y pegada. Encontró espacios para explotar su juego de una adelantada defensa viguesa, que fue una amiga por su falta de intensidad.

El Real Madrid tardó solo 13 minutos en encontrar puerta, merced a un pase al espacio de Modric que Bale definió a la perfección. El galés, en el que pudo ser su último partido en el Bernabéu con la camiseta blanca, sentenció con una galopada para aprovechar un pase de muchos metros de Isco. El resto fue fácil para el Real Madrid ante un Celta sin tensión. - Efe