Una marcha une Lakuntza y Altsasu contra el TAV

Un centenar de personas pidió la paralización del proyecto en un recorrido de unos 15 kilómetros

Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen de la marcha de Sakana Trenaren Alde, ayer camino de Altsasu.

Imagen de la marcha de Sakana Trenaren Alde, ayer camino de Altsasu. (Foto: N.M.)

Galería Noticia

Imagen de la marcha de Sakana Trenaren Alde, ayer camino de Altsasu.

altsasu- Bajo la lluvia, en torno a un centenar de personas participaron ayer en una marcha entre Lakuntza y Altsasu convocada por la plataforma Sakana Trenaren Alde para visibilizar el rechazo al proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAV) y su apuesta por “un tren público y social”.

En el recorrido, de unos 15 kilómetros, se realizaron tres paradas. La primera fue en la zona de Aritzalko, en Etxarri Aranatz, punto de conexión de las sierras de Urbasa y Aralar, dónde se proyecta un puente que salve la autovía. “Es un lugar de importancia cinegética, el más importante paso de fauna desde Pamplona a Vitoria”, señalaron desde la plataforma. Asimismo, destacaron que por esta zona pasaría la línea de alta tensión entre Muruarte de Reta e Itsaso. “Hace dos semanas se inició el proceso participativo previsto en la tramitación de este proyecto”.

La siguiente parada fue en la muga entre Urdiain y Altsasu, cerca de donde se contempla otro puente para salvar el río y la autovía para cruzar hacia la Barga y la tercera en el Apeadero de Altsasu, dónde explicaron que es posible el desdoblamiento de la vía actual adaptada al ancho europeo. La marcha finalizó en la plaza con un auzate.

La próxima movilización será el 26 de mayo, día en que se acudirá a todos los apeaderos de Sakana en torno a las cuatro de la tarde. Y es que se pretende grabar un vídeo en el tren que va de Vitoria a Pamplona a esa hora, con salida de la capital alavesa a las 15.30 horas. “El objetivo es denunciar el desmantelamiento de los apeaderos. El tren es el único medio capaz de cohesionar el territorio y el Estado lo está dejando morir lastrado por la gran inversión que se realiza para la extensión del TAV”, aseguraron. En su opinión, este proyecto “es anti-social, anti-ecológico, despilfarrador de recursos económicos y energéticos, y por tanto inapropiado para Sakana y el resto de Navarra”. Por ello, pidieron su paralización. - N.M.