Tarde de contrastes

antítesis el fútbol volvió a mostrar dos caras opuestas en la goleada de la mutilvera

Tomás Orihuela Unai Beroiz - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Adrián, exjugador de Oberena, consuela a un Javi López envuelto en sollozos.

Adrián, exjugador de Oberena, consuela a un Javi López envuelto en sollozos.

Galería Noticia

Adrián, exjugador de Oberena, consuela a un Javi López envuelto en sollozos.Dani Ederra, capitán de la Mutilvera, es manteado por conseguir el pichichi con 23 goles.

Mutilvera 4

Oberena 0

MUTILVERA Mugueta, Aldave, Jonathan, Aguas (Recalde, min.66), Sebas, Ayensa, Ekiza, Eztieder, Barace, Ederra (Munárriz, min.58) y Adrián (Arozarena, min.75).

OBERENA Gallego, Sádaba, Morcillo, Beruete, Eguílaz (Goñi, min.46), Bermejo, Guembe, Ilincheta, Usoz (Arbeloa, min.54), Soto (Ayesa, min.68) y López.

Goles 1-0, min.32: Ederra. 2-0, min.37: Adrián. 3-0, min.51: Sebas. 4-0, min.75: Adrián.

Árbitro Igor Garcés. Amonestó al local Aguas y a los visitantes Sádaba, Usoz, Bermejo, Ilincheta y Arbeloa.

Estadio Polideportivo Municipal Valle de Aranguren Campo 1. Unos 450 aficionados.

MUTILVA- Goleada, llantos y silencio. Así cerró la temporada Oberena sobre el césped de Mutilnova. Tras el correctivo del campeón de Tercera en el último partido de la temporada regular, el conjunto de Íñigo Ardanaz tendrá que esperar a que otros equipos le tiendan la mano. El conjunto local, que ha terminado la liga con 90 puntos, dignificó la competición completando un encuentro perfecto: Ederra consiguió el tanto necesario para ser el máximo artillero de Tercera, Mugueta mantuvo la puerta a cero y Mutilva cogió aire para el asalto a la Segunda División B.

Oberena cambió varias piezas con respecto al equipo que cayó en casa ante el Beti Kozkor hace ocho días. Ion Gallego sustituyó a Monreal en el marco, y pronto se adivinó la estrategia detrás del trueque de cromos. El guardameta visitante exhibió su juego de pies impoluto para conectar en largo con Ilincheta y Sergio Soto, buscando la banda de Eslava para explotar la diferencia de centímetros. La Mutilvera fue desperezándose a dos toques, con un Adrián indetectable entre líneas y Ekiza flotando en zona de creación. Oberena aguantó el tipo en la primera media hora, pero el campo se hacía eterno después de cada robo. El primer gol de partido nació en el lateral diestro y murió en el extremo izquierdo. Aldave templó una pelota al pecho de Eztieder, el centrocampista eliminó a su defensor con un control en carrera exquisito, y cuando tenía la opción de probar el disparo, el jugador de la Mutilvera prefirió buscar a Ederra en el segundo palo. El capitán voleó a la red y celebró su vigesimotercer gol del campeonato. Adrián, ex de Oberena, perdonó el segundo un minuto después, pero en la siguiente que tuvo alejó la permanencia de la mano de Oberena. El ariete local recogió un rechace de Sádaba a un centro tenso de Ederra para batir a Gallego de tiro cruzado. Al filo del descanso, Sergio Soto no pudo culminar un gran contragolpe conducido por Ilincheta.

El segundo tiempo fue un quiero y no puedo. El mal presagio se confirmó con un lanzamiento de falta escorado de Sebas que sorprendió a Gallego. Quedaban 40 minutos desoladores, con el descenso rumiando el ambiente y la impotencia apoderándose de los visitantes. Oberena sacó a dos delanteros, Ayesa y Arbeloa, y echó en falta el colmillo de Guti, sancionado en la grada. Javier Morcillo se negó a aceptar la lógica y tiró de su equipo hasta el pitido final. En la última media hora, aparecieron los huecos, y la Mutilvera jugó a placer. Adrián confirmó su doblete resolviendo un contragolpe con los centrales fuera de sitio y Mugueta extinguió las llamas de esperanza con dos paradas complicadas. Con el pitido de Igor Garcés, se consumó el descenso momentáneo a Autonómica. El balón paró, Oberena lloró y vivirá las próximas semanas esperando a que alguien resuelva los deberes que ellos olvidaron entregar a tiempo.