Campeones en el barro

dura prueba javier lizarraga y amaia razkin consiguen vencer tras 23,5 kilómetros por la selva de irati

Jon Viedma Carrera Unai Beroiz - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

ochagavía- Javier Lizarraga y Amaia Razkin fueron ayer los primeros corredores en llegar a la meta tras sobreponerse al barro presente en la Selva de Irati durante los 23 kilómetros y medio de la prueba larga, que también tuvo como galardonados a Óscar Gutiérrez -mejor veterano- e Irune Guerrero -mejor veterana-.

En la corta, de 13 kilómetros de distancia, los vencedores fueron Ander de Luis y Olatz Eslava, además de ser premiados Manex Salsamendi -mejor joven-, Pedro Munárriz -mejor veterano- e Izaskun Salicio -mejor veterana-.

Las lluvias de los últimos días endurecieron todavía más una prueba que ya de por sí cuenta con 1.300 metros de desnivel en un recorrido inmerso en un paisaje lleno de dificultades orográficas.

A las 10 de la mañana los 260 participantes de la prueba -había 50 inscritos más, que decidieron no tomar parte por las adversas condiciones meteorológicas- tomaron parte en la salida todos a la vez, sea cual fuere la distancia de su prueba, lo que contribuyó a que todavía se ablandase más el terreno.

Los corredores pudieron disfrutar de un trayecto en el que encontraron todo tipo de dificultades: desde el barro a la nieve, pasando por el agua y también con algunos momentos de sol, condiciones cambiantes que les acompañaron en los senderos que les llevaron por las diferentes zonas de la Selva de Irati como el pantano de Irabia, Zabaleta, Erroiarria, mirador de Akerreria y su cima, Koixta, Lezaundia y Casas de Irati, donde se montó la meta.

Sin embargo, y a pesar de la dureza existente, todos pudieron disfrutar de unos de los grandes bosques de Europa, que ayer lucía un verde resplandeciente.

recorrido “disfrutón”Al término de la carrera Javier Lizarraga analizó cómo había transcurrido la prueba: “Ha ido bastante rápida porque al salir los de la carrera corta y la larga a la vez son ritmos muy rápidos”.

Lizarraga consiguió irse con los corredores de la prueba de 13 kilómetros que iban a un ritmo más rápido “toda la primera mitad de la carrera”, lo que le hizo disponer de una distancia muy valiosa que solo le quedó “ir administrando” para poder conseguir entrar el primero a meta, algo que hizo con un tiempo de 2h.17:06, 2 minutos y 22 segundos de distancia con el segundo clasificado, Mikel Altadill.

Respecto a las condiciones en las que se disputó la prueba, el de Villanueva de Yerri dijo que “había barro, pero es que Irati es barro”, y calificó el recorrido como “disfrutón”.

Además, afirmó que “la temperatura era buena para correr”, ya que solo “hacía un poco de frío a la llegada” pero era una acorde, ya que “para correr es mejor frío que calor”.

Por su parte la campeona femenina, Amaia Razkin, sí que vio condiciones más duras, destacando “el mal tiempo que hacía y el barro que había”, aunque la corredora de Uharte-Arakil se sintió “muy bien” en la carrera, lo que le sirvió para parar el cronómetro en 2h.44:10, sacando dos minutos y medio de ventaja respecto a su inmediata perseguidora y segunda clasificada, Uxue Loizu.