Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El documento reconstruirá los hechos de 1979

El Gobierno de Navarra hará un informe sobre el asesinato de gladys

El documento reconstruirá los hechos de 1979 a través del Instituto de la Memoria

F. Pérez-Nievas F. Pérez-Nievas/D.N. - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ana Ollo, Eneko Larrarte yJosé María Gastón.

Ana Ollo, Eneko Larrarte yJosé María Gastón. (F.PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

  • Ana Ollo, Eneko Larrarte yJosé María Gastón.

tudela- El Gobierno de Navarra, mediante el recién creado Instituto de la Memoria elaborará un informe sobre las circunstancias que rodearon al asesinato de la activista Gladys del Estal que murió por un disparo de la Guardia Civil junto al puente del Ebro en Tudela el 3 de junio de 1979 en el marco de una manifestación pacifista. Así lo aseguró la consejera de Relaciones Ciudadanas Ana Ollo en el marco de la presentación del Instituto de la Memoria que realizó el pasado miércoles en Tudela. Ollo indicó que durante este año trabajarán en este informe junto con el de la investigación del asesinato de Germán Rodríguez, de cuya muerte en los Sanfermines de 1978 en Pamplona se cumplen ahora 40 años. Ollo afirmó que “se está trabajando en estos informes pero con mucha dificultad en este ámbito porque estas dos actuaciones que hemos hecho han sido recurridas por el abogado del Estado, además del debate político en el Parlamento que han generado”. La consejera añadió que la intención es tratar de acometer “la reconstrucción de la memoria de las víctimas y de sus familiares”.

La posible investigación y análisis de las circunstancias que rodearon a la muerte de Gladys se apoyan en uno de los objetivos del recién nacido Instituto para la Memoria, que, entre otras funciones, busca restablecer la memoria más reciente de las víctimas ocurridas entre los años 60 y la actualidad, tanto a manos de la banda terrorista ETA como de la Extrema Derecha. Sin embargo, estas últimas no tienen reconocida la condición de víctimas como ocurre con Germán Rodríguez, Gladys del Estal, Mikel Zabalza, Ángel Berrueta o José Luis Cano, frente a los muertos y heridos en Montejurra que sí tienen esa condición de víctimas del terrorismo, al considerar que fueron asesinados a manos de una organización criminal en relación con la Extrema Derecha. Para Ollo “no tienen esa condición de víctimas pese a que para la ciudadanía lo son. La ley foral de 2015 fue una de las últimas leyes aprobadas en la legislatura anterior por todas los grupos menos por UPN y PPN. El Gobierno de Madrid la recurrió al Tribunal Constitucional, y, mientras, se ha suspendido casi toda la aplicación de esta ley. Sólo han levantado la suspensión en algunos artículos anecdóticos pero uno nos permitió sacar una convocatoria de grupos de investigación universitarios para el estudio de algunos casos y hacer actos de reconocimiento a víctimas que no tiene aún ese carácter oficial”.

la historiaEl 3 de junio de 1979, Gladys del Estal murió como consecuencia del disparo del fusil de un guardia civil que trataba de levantar del suelo a la joven donostiarra que protestaba con una sentada en Tudela contra las centrales nucleares.

Ese día se había convocado una Jornada Internacional contra la Energía Nuclear. Con ese motivo el movimiento ecologista organizó una concentración en Tudela para protestar contra el Plan Energético Nacional, solicitar la paralización de la central de Lemóniz y de los restantes proyectos nucleares, incluido el que se planeaba realizar en Navarra. Además la concentración convocada tenía también un carácter antimilitarista ya que se protestaba también contra el Polígono de tiro de Bardenas.

En medio de la concentración popular, de varios miles de personas en el paseo del Prado, y mientras los asistentes se encontraban almorzando, se produjo una violenta carga policial, con lanzamiento de botes de humo y utilización de medios antidisturbios, que ocasionó la desbandada de los concentrados

La Policía expulsó a los concentrados a través de dos filas de policías armados, hasta el puente que cruza el río Ebro a su paso por Tudela.

Un grupo de jóvenes comenzó entonces una sentada en la misma salida del puente y un grupo de guardias civiles se acercó a ellos. Un disparo del arma que portaba el guardia civil José Martínez Sala a escasos centímetros de distancia de la Gladys le produjo la muerte prácticamente en el acto al penetrarle la bala por la nuca. Según la versión del Gobierno Civil: “Cuando se encontraban en labores de disuadir a los presentes para que dejaran libre la vía, un manifestante agarró con fuerza la metralleta que, colgada del hombro, portaba uno de los guardias, tratando de arrebatársela. El guardia sujetó el arma y se echó hacia delante para contrarrestar el tirón, llegando casi a perder el equilibrio. En el forcejeo se produjo un disparo del arma que alcanzó a Gladys del Estal Ferreño”.

Herramientas de Contenido