mejora el índice hasta situarse en 1,7

Mejora casi 5 puntos la confianza del consumidor navarro en primer trimestre

EP - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:35h

Una persona coge productos lácteos en un supermercado.

Una persona coge productos lácteos en un supermercado. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Una persona coge productos lácteos en un supermercado.

PAMPLONA. La confianza de los consumidores navarros, medida a través del Índice de Confianza del Consumidor, muestra opiniones más optimistas y mejora el índice en 4,9 puntos hasta situarse en 1,7.

La mejora de la confianza se debe a la favorable evolución de prácticamente todos los índices, donde destaca las opiniones optimistas sobre las expectativas del mercado laboral y, en menor medida, del mayor dinamismo observado en las previsiones económicas.

Tan sólo se observan opiniones desfavorables en el nivel de precios y en las condiciones financieras, según los datos del Instituto de Estadística de Navarra, que indican que esta mejora de la confianza se ve reflejada en la UE y en España, si bien, con menor intensidad que la estimada en Navarra.

En concreto, el Índice de Confianza del Consumidor retoma valores positivos, tras dos trimestres consecutivos en negativo y cifra el índice, en 1,7, superior tanto al -3,2 estimado el trimestre anterior como al -1,9 observado el mismo periodo del año anterior.

Respecto al trimestre anterior, todos los componentes reflejan opiniones más favorables, donde destaca las previsiones optimistas sobre el mercado laboral que pasan de 6,8 a 16,4. En términos interanuales las expectativas sobre el mercado laboral reflejan el avance más destacado.

Por su parte, el Índice de Sentimiento del Consumidor refleja un aumento en el periodo, tras situar el índice en 97,4, superior al 90 alcanzado el trimestre precedente y al 87,6 registrado en términos interanuales.

Respecto al trimestre anterior, todos sus componentes reflejan opiniones más positivas, mostrando la situación económica general actual y la situación económica general esperada, la evolución más destacada.

En términos interanuales, la situación económica general actual muestra el avance más destacado, reflejándose en el resto de indicadores un mayor dinamismo.

Asimismo, el Índice de Expectativas Económica se modera y sitúa en -1,6, inferior al -0,4 observado el periodo anterior, si bien mejora respecto al -3,4 registrado el mismo trimestre del año anterior.

Esta pérdida de confianza se refleja fundamentalmente en las opiniones pesimistas observadas en las expectativas de precios que pasan de 10,1 a -10,6, compensados en parte por la favorable evolución estimada en el resto de componentes, fundamentalmente en el avance observado en el mercado laboral. En términos interanuales, tan sólo las previsiones sobre el mercado laboral y nivel de precios reflejan mayor dinamismo.

Por otro lado, el Índice de Probabilidad de Compra mejora y cifra el índice en 3,25, superior tanto al 2,32 alcanzado el trimestre anterior como al 0,78 estimado el mismo periodo de 2017.

Respecto al trimestre anterior, solamente la probabilidad de compra de coches refleja una opinión más desfavorable, el resto, presenta una mejoría destacando la aceleración estimada en la compra de teléfono móvil y, en menor medida, de la compra de ordenador. En términos interanuales, prácticamente todos los componentes reflejan opiniones más optimistas.

Finalmente, el Índice de Situación Económica Familiar se mantiene prácticamente en los niveles del trimestre anterior y sitúa el índice en 22,8, tras el 22,2 observado el trimestre anterior e inferior al 28,8 alcanzado el mismo trimestre de 2017.

Respecto al trimestre anterior, las expectativas sobre el ahorro refleja señales de recuperación al pasar de -17,7 a -12,8, evolución que compensa el menor dinamismo estimado en la valoración de ahorro y la situación financiera.

En términos interanuales, tan sólo la situación financiera refleja opiniones más optimistas.