Pamplona define su futuro

Inicia el proceso para dotarse de un plan estratégico, elaborado con ciudadanía y agentes sociales y económicos, que determine hacia dónde quiere ir la ciudad

noticiasdenavarra.com - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:43h

Vista general / aérea de la avenida Pío XII, avenida de Barañáin, Vuelta del Castillo y vista parcial de la Ciudadela.

Vista general / aérea de la avenida Pío XII, avenida de Barañáin, Vuelta del Castillo y vista parcial de la Ciudadela. (Javier Bergasa.)

Galería Noticia

Vista general / aérea de la avenida Pío XII, avenida de Barañáin, Vuelta del Castillo y vista parcial de la Ciudadela.

PAMPLONA. El Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en marcha el expediente para la elaboración de un Plan Estratégico Urbano (PEU) que servirá para saber hacia dónde quiere ir la ciudad y qué es lo prioritario para su futuro. En su elaboración participarán el mayor número posible de actores y agentes locales: institucionales, sociales, económicos y ciudadanos. La Junta de Gobierno Local ha aprobado en su sesión de hoy el contrato de asistencia para la elaboración del plan con un presupuesto de 80.000 euros (IVA incluido) de los que 60.000 euros serán a cargo del presupuesto de este año y 20.000 euros se incluirán en el del año que viene.

Un Plan Estratégico Urbano es una herramienta que dirige el debate y la reflexión pública sobre los problemas y oportunidades de la ciudad. En los últimos 30 años, cada vez más municipios se están dotando de herramientas de planificación estratégica o planes de ciudad que, desde una visión transversal y multisectorial, tratan de diagnosticar la situación actual, establecer objetivos estratégicos a largo plazo, definir líneas de actuación para la consecución de dichos objetivos y crear indicadores de seguimiento para evaluar su cumplimiento. De forma paralela, la Unión Europea valora cada vez más que los proyectos que se presentan para su financiación estén en el marco de un Plan Estratégico. En la misma línea de trabajo, el Ayuntamiento de Pamplona se adhirió el año pasado a la Red de Ciudades Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU) con el objetivo de trabajar el “pensamiento estratégico urbano” como metodología, para aplicarlo a las políticas y proyectos municipales y, en definitiva, poder mejor la calidad de vida de la ciudadanía.

Un plan de acción para 10 años que ser irá revisando

El PEU de Pamplona, que tiene un horizonte temporal de 10 años, se plasmará en un plan de acción, en un documento que recogerá principios, líneas de actuación y medios para alcanzar los objetivos, estableciendo prioridades e integrando las visiones sectoriales desde una perspectiva transversal. Una vez redactado quedará como un proceso abierto que se irá revisando y que orientará las apuestas de futuro.

Entre los beneficios de la planificación estratégica urbana se pueden citar el establecimiento de prioridades y de una estrategia global, la concentración de las energías, el impulso de la participación ciudadana, la sistematización de los objetivos para el territorio, el aumento de la objetividad, la colaboración entre los sectores público y privado, el uso más efectivo de los fondos públicos o la mayor facilidad para conseguir más recursos, tanto públicos como privados.

Un diagnóstico de Pamplona que permitirá crear la estrategia de futuro

En la elaboración del Plan Estratégico Urbano una de las partes fundamentales será el diagnóstico, que proporcionará una imagen precisa de la ciudad. El análisis se realizará tanto a nivel interno -haciendo especial hincapié en detectar las necesidades, los retos, los problemas y las oportunidades- como externo, teniendo en cuenta el entorno.

En el documento se recogerán singularidades territoriales, económicas, ambientales, sociales, políticas y culturales de Pamplona para centrar los desafíos futuros, a la vez que se identifican las variables que conformarán el eje de la estrategia de la ciudad. Así se obtendrán un conjunto de proyectos estratégicos y unos objetivos concretos, que podrán ser nuevos o no, pero que serán reducidos en número y claramente transformadores en la dirección deseada hacia el futuro, es decir, hacia el modelo de ciudad que se acuerde entre todas las partes implicadas en el proceso. En resumen, el plan de acción se concretará en líneas estratégicas, planes, programas y proyectos. Una vez definidos todos estos elementos se establecerá un sistema de seguimiento con indicadores de resultado. Los últimos pasos serán la aprobación en Pleno y la comunicación pública.

Para poner en marcha esta iniciativa la Oficina Estratégica del Ayuntamiento de Pamplona ha contado con el apoyo técnico de otras ciudades que han elaborado sus planes y del personal de la red CIDEU. El PEU se elaborará entre 2018 y 2019, por lo que estará operativo hasta 2030.