UPN y PSN critican a la edil Gómez por un acto contra la dispersión de presos que permitió la Delegación

La oposición denuncia la presencia de carteles y pancartas en San Juan

Kepa García - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Maya, entre Elizalde, por detrás, e Itziar Gómez.

Maya, entre Elizalde, por detrás, e Itziar Gómez. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

Maya, entre Elizalde, por detrás, e Itziar Gómez.

pamplona- En plena carrera entre las formaciones constitucionalistas por ver quién presenta mayor músculo patriótico, UPN y PSN convirtieron la Comisión de Presidencia de ayer en una sesión de precampaña electoral, donde el tono y el contenido político de las iniciativas prevalecieron sobre el interés ciudadano. En esta dinámica, el cuatripartito, en la figura de la concejala delegada Itziar Gómez, fue acusado de exaltación del terrorismo a cuenta de una movilización vecinal en el barrio de San Juan este fin de semana en contra de la dispersión de los presos de ETA que contaba con la necesaria autorización de la Delegación del Gobierno.

La presencia de unas pancartas y carteles con los nombre de varios reclusos fue el motivo de la declaración de urgencia que se debatió ayer en la comisión.

La concejala de Geroa Bai recordó que el Ayuntamiento se limitó a autorizar la instalación de una carpa en la plaza de la Asunción y aludió a la resolución emitida por la Delegación del Gobierno sobre varias concentraciones en el barrio de San Juan para “exigir la repatriación y excarcelación de los presos vascos que se encuentran dispersados en diferentes cárceles de los estados español y francés”.

Itziar Gómez comentó que los permisos para las concentraciones no es competencia municipal y que tras tener conocimiento de la existencia de esas pancartas se ordenó que se realizara un reportaje fotográfico y se identificara a los responsables de su colocación (hubo tres personas identificadas).

Fermín Alonso (UPN) y Eduardo Vall (PSN) acusaron al equipo de Gobierno de facilitar este tipo de actos, que consideran una exaltación de los presos de ETA, y reclamaron la retirada inmediata de la cartelería.

Patricia Perales (EH Bildu) manifestó que es legal posicionarse en contra de la dispersión y acusó a los partidos de la oposición de buscar cualquier argumento para “enfangar” la actividad municipal diaria. Laura Berro (Aranzadi) dio por buenas las explicaciones de la edil de Seguridad Ciudadana, como Edurne Eguino (I-E), que también fue muy crítica con los carteles con los nombres de presos de ETA al considerar que pueden violentar a las víctimas.

Las dos declaraciones de los grupos de la oposición fueron derrotadas: cinco votos a favor y seis en contra.

PNV y BardenasLa sesión comenzó con una iniciativa de UPN que ya aventuraba el desarrollo que iba a tener la comisión. La declaración trataba sobre una propuesta del PNV para el nuevo estatuto de la Comunidad Autónoma Vasca, que a juicio de los regionalistas supone una injerencia en los asuntos de Navarra.

Enrique Maya comentó que se trata de un episodio más de lo que calificó la “hoja de ruta nacionalista” y que UPN nació para impedirlo “con uñas y dientes”. No le anduvo a la zaga la socialista Maite Esporrín, que calificó la propuesta del PNV como algo intolerable para Navarra.

Para que la mañana tuviera de todo, hubo alguna diferencia entre socios del cuatripartito tras una iniciativa de I-E sobre el polígono de las Bardenas. Que la edil Eguino no aceptara un texto presentado por Geroa Bai como el que se aprobó en el Parlamento ni la votación por puntos como proponía EH Bildu hizo que estas dos formaciones se abstuvieran y la declaración fuera rechazada.