Ahern avisa de que el ‘brexit’ puede resucitar el terrorismo en Irlanda

El ex primer ministro afirma que los irlandeses no quieren construir una frontera que divida de nuevo la isla

Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Bertie Ahern, durante la charla que ofreció ayer en Bilbao.

Bertie Ahern, durante la charla que ofreció ayer en Bilbao. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Bertie Ahern, durante la charla que ofreció ayer en Bilbao.

bilbao- El ex primer ministro de Irlanda Bertie Ahern afirmó ayer en Bilbao que “los irlandeses no están dispuestos a construir una frontera que divida de nuevo en dos la isla” debido al brexit, ya que esa separación “podría dar pie a la violencia”.

En una conferencia organizada por la Fundación Sabino Arana en Bilbao, Ahern avisó de que la salida del Reino Unido de la U E puede cambiar la relación que en los últimos años mantiene ese país tanto con la República de Irlanda como con Irlanda del Norte, y ha confiado en que no llegue a suponer “un paso atrás” en el proceso de paz. A su juicio, el “brexit ha llegado en un momento poco oportuno”, cuando se celebra el veinte aniversario de los Acuerdos del Viernes Santo que supusieron el final de la violencia, y “está complicando las cosas”, ya que “ha generado nuevas tensiones”, advirtió, tras recordar que en Irlanda del Norte no se votó a favor de la salida de la UE. Según el ex primer ministro irlandés, el resultado del referéndum del brexit en Reino Unido “fue un error mayúsculo”, y volvió a poner sobre la mesa varios asuntos que “mantienen a los dos países separados” y han aflorado “ciertos flecos del conflicto del pasado”.

solución a la fronteraAvisó de la necesidad de dar una solución a la frontera entre las dos Irlandas, porque el gobierno de la República de Irlanda “no está dispuesto a tener una frontera dura y física” que divida la isla, y propuso negociar un acuerdo aduanero que sea compatible con el deseo inglés de salir de la UE. “Nadie en la isla de Irlanda está dispuesto a aceptar esa frontera” y “podría dar pié a la violencia y eso no sería aceptable”, aseguró.

Por ello, apeló al mantenimiento del diálogo y la negociación en las instituciones comunes que se han creado “entre ambas Irlandas” y también con el Reino Unido, para favorecer las relaciones comerciales e impulsar las inversiones, al tiempo que garantizar un futuro en paz, y, así, que “cuando los ingleses abandonen la UE, se haya asegurado que no vamos a dar un paso atrás”. Recordó que los acuerdos de paz en su país exigieron muchos años de “debates interminables” desde el convencimiento de la necesidad de buscar posturas comunes y dejar atrás la política polarizada, los años de muertes y violencia, para lo cual hubo que abordar “temas complejos como las armas, los presos, la reconciliación y las víctimas, algunos de los cuales aún quedan por abordar en profundidad”. - Efe