Catalá y el problema singular

Mª Teresa Fuertes, Mirian Angulo, Óscar Diego, Juncal Angulo, Cristina Angulo, Nahia Thate, Ignacio Arina, Amaya Pérez y Maitane Arrate - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El ministro de Justicia Rafael Catalá señaló sobre el juez que pidió la absolución para los miembros de La Manada que tenía un problema singular, que todos lo sabían y lo comentaban. No hace falta decir que muchas personas apoyamos las declaraciones del ministro, máxime habiendo conocido por la prensa que el magistrado González ha sido sancionado en cuatro ocasiones por el CGPD y que se había llegado a plantear su incapacidad para el ejercicio de su cargo.

También se han difundido anteriores sentencias de este magistrado que provocan indignación y estupefacción en la mayoría de la ciudadanía (que un padre, en público, introduzca la mano dentro de la braga de su hija pequeña es muestra de afecto y cariño).

A pesar de que todas las asociaciones de jueces y fiscales han salido en defensa de este peculiar magistrado y han pedido la dimisión de Catalá, ninguno de ellos ha expresado pública y notoriamente su apoyo al voto particular del magistrado González, más bien al contrario, casi todos los jueces y fiscales entrevistados señalan que ellos ven agresión;los otros dos magistrados vieron abuso no absolución y el fiscal recurre al ver también violación.

Este magistrado estará tranquilo por el apoyo hipócrita de sus compañeros, pero también está solo y enfrentado a toda la sociedad, a todas las mujeres, a todas las personas sensatas, igualitarias y empáticas con las víctimas, al Ayuntamiento de Pamplona, al Gobierno de Navarra y a los Sanfermines.

El salto al vacío de este magistrado no es valiente, es atávico, espeluznante y devastador. Si cualquier juez se permite justificar los abusos a una niña o la violación de una adolescente será muy difícil que la sociedad pueda luchar contra la lacra del maltrato y la violencia contra las mujeres y contra tanto feminicidio que nos conmociona.

Si queremos vivir en una sociedad donde pueda convivir el género femenino en paz y tranquilidad, no podemos permitir ideas y conceptos como los defendidos por el magistrado Ricardo Javier González González.

Últimas Noticias Multimedia