Que vienen los vascos (Capítulo MMDCLXII)

Por José Antonio Beloqui - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

“euskal Herria es un pueblo con identidad propia, en el conjunto de los pueblos de Europa, depositario de un patrimonio lingüístico, cultural y jurídico-institucional propio, que ha pervivido a lo largo de la historia, que está asentado geográficamente sobre siete territorios que en la actualidad se encuentran políticamente articulados en dos Estados europeos -el español y el francés- y tres ámbitos institucionales diferenciados: la Comunidad Autónoma Vasca que comprende los territorios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, la Comunidad Foral de Navarra que integra a Nafarroa y el territorio gestionado por la Mancomunidad de Iparralde conformado por Lapurdi, Zuberoa y Baxe Nafarroa”. Esto es, literalmente, la definición que EAJ-PNV ha dado sobre lo que considera que es Euskal Herria en la ponencia política sobre el nuevo Estatuto que se está dando en la Comunidad Autónoma Vasca. Una definición que ha provocado la enésima rasgada de vestiduras del tripartito de la oposición UPN, PP y PSN, y la enésima petición de comparecencias para explicar lo que ya se ha explicado mil veces;que Navarra es sujeto político.

Poco importa que en el resto del documento solo hable, única y exclusivamente, y como es lógico, de la reforma del Estatuto de Gernika y de los territorios que conforman la CAV. Poco importa que se introduzca un componente ético en el tratamiento del fin de ETA y de cómo abordar un futuro en paz, y por supuesto, poco importa que se diga por activa, por pasiva y por perifrástica en todos los documentos políticos de EAJ-PNV que solo los navarros y navarras somos dueños de nuestro destino. Porque una cosa es que un partido político considere legítimamente que Euskal Herria lo componen los habitantes de los siete territorios, y otra muy diferente que la articulación institucional que pudiera haber entre ambos deba darse por otra forma que no sea la libre voluntad de sus ciudadanos y ciudadanas. El documento propuesto es muy conciso y claro con respecto a la realidad institucional actual, y el respeto a la misma. Algo que al tripartito opositor le da exactamente igual tratando de sacar nuevamente agua de un pozo que ya está muy seco.

Pero es que además es una polémica falsa y totalmente artificial porque en el actual Estatuto de Gernika aprobado en 1979 ya viene recogido el mismo término, Euskal Herria, y quienes tienen derecho a formar parte. Entre ellos está Navarra, y lo está a través de la Disposición Transitoria 4ª de la Constitución. Es decir, el reconocimiento de ese hecho político está recogido en la actual Constitución española y en el Estatuto, ambos aprobados por las Cortes españolas y sancionadas por el Rey de España. Convendría por tanto a quienes son tan defensores de la Carta Magna que de vez en cuando se la leyeran. La otra derivada es preguntarse el porqué está reconocida la vasquidad de Navarra en los textos constitucionales españoles y la respuesta es que de casual no tiene nada. Si uno repasa un poco la hemeroteca nos encontraremos con muchas citas, documentos, y posiciones políticas que así lo atestiguan. Posiciones como las que tenía el PSOE, la UCD o la propia Diputación franquista de Navarra que en boca de su presidente Amadeo Marco dijo en 1977 que “Navarra es tan vasca como puedan serlo Álava, Guipúzcoa, y Vizcaya, ya que el núcleo primitivo vasco estuvo ubicado en el Pirineo”.

Aclarados estos puntos estaría bien tratar de separar el grano de la paja entre tanto mensaje de tan poco calado político y tan superficial para tratar de ver qué proponen unos y otros partidos y coaliciones. Creo que aunque parezca de Perogrullo me parece importante decir que Geroa Bai no es una formación abertzale, y no lo es por la simple razón de que parte de su militancia no son nacionalistas vascos. ¿Desde el punto de vista político-institucional qué es lo que nos une políticamente a abertzales y no abertzales en Geroa Bai? Pues la definición de Navarra como sujeto político con la que los abertzales de EAJ-PNV que estamos en la coalición nos encontramos muy cómodos porque entronca de raíz con nuestro concepto foral de la soberanía. Una soberanía construida de abajo hacia arriba, del batzarre a la Cortes, y bajo el cual nadie que no sean los propios navarros y navarros podremos decidir cuál va a ser nuestro futuro. En esta línea diferenciamos muy bien lo que podamos acordar como propuesta política común dentro de nuestra coalición pero que no condiciona las que tienen, legítimamente, cada organización que compone Geroa Bai.

Esa misma visión que nos ponemos a nosotros mismos es la que entendemos puede ser una buena vía para una tierra con sentimientos identitarios tan complejos como es Navarra. Por eso creemos firmemente que antes de activar Transitorias Cuartas, Quintas o Sextas lo que toca de manera ineludible es un pacto entre los propios navarros y navarras sobre qué modelo de sociedad queremos y cómo la vamos a construir. Porque pensamos que bajo la fórmula del “No imponer, no impedir” la voluntad pactada de los navarros es mucho más fuerte que la voluntad soberana de los navarros. Y ese pacto solo se consigue entre diferentes identidades y sin exclusiones. Un pacto cuyo eje fundamental debe ser la cohesión social de Navarra. El Fuero, nuestro autogobierno, al servicio de todos y todas, y que se ve reflejado en la magnífica campaña de concienciación fiscal que desde el Departamento de Hacienda se ha puesto en marcha para explicar en qué se gastan nuestros dineros públicos.

Por desgracia frente a esto tenemos al filibusterismo político de UPN-PP que solo usan las instituciones para sus propias fobias cuando saben perfectamente que Navarra no corre peligro alguno, como no lo corría en 2007 cuando organizaron una manifestación que costó a las arcas públicas más de 200.000€. Una UPN que hace un alarde de una españolidad desaforada por el miedo a que la naranja mecánica les coma la tostada. Vano intento puesto que un partido regionalista nunca va a ganar a español a uno que se presenta en todo el Estado, y mucho menos si éste, además, está compuesto por los primos de Rivera.

El autor es coordinador del grupo de autogobierno de Geroa Bai

Últimas Noticias Multimedia