“La fiesta está condensada en algo que no se ve, los toros”

El valenciano José Gil-Nogués obtuvo con ‘7’ más de 1.300 votos y quedó segundo

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

José Gil-Nogués Villén, autor de ‘7’.

José Gil-Nogués Villén, autor de ‘7’. (Foto: cedida )

Galería Noticia

José Gil-Nogués Villén, autor de ‘7’.

pAMPLONA- Sus veinte años de profesión como diseñador se le notan en cada trabajo. José Gil-Nogués, nacido en Valencia pero afincado en Oviedo, es el creador del cartel 7, que se clasificó segundo en el certamen, con el 20,1% de los votos (1.306). Se trata de un cartel muy conceptual, en el que una fotografía “imaginada”, la del casi roce de los cuernos del toro vistos desde arriba en plena carrera, forman el número 7, la fecha de San Fermín. La creación parece casi una casualidad, pero, según su autor, de 47 años, “está muy pensada”, y tiene mucho oficio. “Es un cartel para ver de lejos, casi un logotipo”. Desde su estudio en Oviedo, José Gil-Nogués explicó que en 7 la fiesta de San Fermín está “condensada” en algo “muy sencillo, en un protagonista que no se ve y que son los toros”. Porque, a su juicio, en el diseño, “hay que pensar mucho antes de crear”. José Gil Nogués conoce de cerca Pamplona y las fiestas de San Fermín, por sus años en la Universidad de Navarra, donde estudio Periodismo a comienzos de los 90. “Terminé en el 94, pero me dediqué al mundo del diseño de marcas, de identidad corporativa”. En esta extensísima trayectoria, ha creado, por ejemplo, el diseño de el mercado turístico internacional Be Basque, de Bilbao, o la imagen de la Jornada Internacional de Juventud de la visita del papa Benedicto XVI. Esta era su quinta participación en el concurso, “aunque nunca había estado tan cerca, ni entre los 8 finalistas”. Gil-Nogués, quien considera “muy bueno para el concurso” el cambio en el sistema de elección por el jurado, opina que el voto técnico “tendría que tener más peso en la decisión final”. Y para curiosos, respecto a los rumores que circulan por Internet de que la obra escondería la cara de Germán Rodríguez, el autor niega esta posibilidad. “La gente ve donde no hay”. - M. Salvo