Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La nueva ITV detectará las posibles manipulaciones en el sistema de emisiones y podría encarecerse

Desde el sector temen que las pruebas electrónicas dilaten los tiempos de espera al realizar la inspección

Los vehículos que ‘suspendan’ podrán repetir la revisión en otro centro

Ruth Gabilondo / Ruben Plaza - Viernes, 18 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Una fila de vehículos espera a pasar la revisión en una ITV.

Una fila de vehículos espera a pasar la revisión en una ITV.

Galería Noticia

Una fila de vehículos espera a pasar la revisión en una ITV.

PAMPLONA- Los conductores que tengan que pasar la inspección de sus vehículos lo harán bajo una nueva normativa, que entra en vigor este mismo domingo, 20 de mayo. Con ella se pretende garantizar que todos los vehículos “estén en buenas condiciones desde el punto de vista de seguridad y el medio ambiente”, según se establece en este Real Decreto, aprobado por el Consejo de Ministros en octubre del año pasado.

Algunas de las novedades que contempla el Real Decreto no serán efectivas de forma inmediata, pero otras sí se podrán implementar desde este mismo lunes. Desde el sector reconocen que estas nuevas reglas del juego afectarán más a los operadores que a los usuarios y muestran una preocupación: que las nuevas y exhaustivas pruebas que se realizarán a los coches dilaten los tiempos de espera y encarezcan el precio final de la ITV, lo que afectaría negativamente a los conductores.

Uno de los principales cambios que incumbe a los usuarios es que a partir de ahora se podrá realizar la segunda revisión en otra oficina de la ITV. Es decir, si se suspende la primera inspección en Pamplona, por ejemplo, se puede ir a Estella a pasar una segunda prueba, a tener una segunda opinión en otra estación.

Esto, según Mario García, responsable de comunicación del Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN), eliminaría las dudas que tienen algunos conductores sobre si en ciertas ITV son “más quisquillosos” que en otras. “Hay unos valores que se miran y esos son indiscutibles, otra cosa es que se tenga la percepción de que son más estrictos o no”, apunta García.

Con la anterior normativa, “había que pedir una autorización administrativa para cambiar de centro, pero ahora se elimina este trámite”, apuntan desde la ITV de Bergara. De esta manera, se ofrece una mayor flexibilidad al usuario, que se no verá obligado a repetir la inspección en el lugar en el que le suspendieron, sino que tendrá la posibilidad de elegir una segunda estación.

Control de emisionesOtra de las novedades más importantes es lo que desde el RACVN entienden como “una adecuación de la ITV a los tiempos”, que consiste en la incorporación de la diagnosis electrónica en las revisiones. Esto supondrá un control “distinto” de las emisiones, porque ahora será electrónico. Probablemente, será mucho más difícil hacer trampas para pasar la inspección, puesto que lo detectará el ordenador.

Así, por primera vez, se revisará la centralita de los vehículos y se podrá localizar si hay fallos en el sistema de emisiones. “La ITV revisará los componentes electrónicos, si estos funcionan correctamente o si han sido manipulados”, explica Mario García. Las nuevas herramientas permitirán detectar manipulaciones en varios elementos, como en la válvula EGR o en el filtro antipartículas.

Desde la oficina de Bergara, en Gipuzkoa, reconocen que esto tardará en implementarse, ya que “requerirá dotarse de una maquinaria”. De momento, se están realizando pruebas y, una vez se instaure, “se verá cuál es el alcance y las posibilidades que hay de manipular” esta revisión de vehículos. “Las trampas siempre se hacen, pero lo que se pretende es ir más allá”, afirman.

Precio y tiempoEsta modificación en la normativa podría incrementar los tiempos de espera de los conductores, tanto para conseguir cita como a la hora de pasar el examen. Al menos, esto es lo que temen tanto desde la ITV de Bergara como desde el RACVN. “Mientras no se haga el control electrónico, el proceso de inspección no va a variar sustancialmente, pero en el momento de incluir nuevas pruebas, podrían dilatarse los tiempos”, reconocen desde la estación de Bergara.

Además, al realizarse más pruebas y prolongarse el tiempo de las mismas, el precio también podría subir. “Aumentar los tiempos de inspección, puede incrementar la tarifa”, afirman desde la oficina de ITV. El precio de estas revisiones, que establece el Gobierno Vasco, cambia anualmente, así que habrá que esperar a 2019 para saber si se confirma un aumento de las tarifas o, por el contrario, se mantienen para los conductores vascos.

Otro asunto que contempla la nueva normativa de la ITV es la supervisión de los cuentakilómetros para evitar su manipulación. Sin embargo, certificar este engaño es “muy complicado”. “Lo que se hace es anotar los kilómetros que lleva en el momento de la inspección, pero es más una declaración de intenciones”, apuntan.

Una de las modificaciones que afectará al conductor tiene que ver con el plazo de vencimiento de la ITV. Si el usuario decide ir con tiempo a la revisión, adelantarse “en menos de 30 días”, las estaciones le conservarán el vencimiento respecto a la fecha en la que debería haber acudido.

“La nueva normativa la vemos acorde a los tiempos y a la complejidad de los coches, pero somos cautos, a ver cómo se desarrolla”, insiste Mario García.