Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El acusado colgaba ropa en la Plaza del Castillo

Pagará 8.320 € a la mujer que hirió con una escalera en el Chupinazo

El acusado colgaba ropa en la Plaza del Castillo y golpeó a la herida en la cabeza al perder el equilibrio

Enrique Conde - Sábado, 19 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los pañuelicos tiñen de rojo la plaza del Castillo.

Los pañuelicos tiñen de rojo la plaza del Castillo. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Los pañuelicos tiñen de rojo la plaza del Castillo.

PAMPLONa- La Sección Primera de la Audiencia navarra ha confirmado una resolución del Juzgado de lo Penal 2 de Pamplona por la que, si bien se absolvía a un acusado de un delito de lesiones por imprudencia grave, se le condenó a abonar como responsabilidad civil un total de 8.320 euros a una mujer a la que hirió cuando retiraba la escalera a la que se había subido para colocar un expositor de ropa. Lo hacía en la Plaza del Castillo durante el Chupinazo de Sanfermines de 2014. Al tratarse de una imprudencia leve (anteriormente considerada falta) la conducta en la que incurrió el acusado, ello no conlleva responsabilidad penal desde que entró en vigor la reforma penal de 2015, pero en dicha norma se preveía en una disposición transitoria que la tramitación de los procesos por falta iniciados antes de la entrada en vigor de esta Ley por hechos que resultan por ella despenalizados y llevan aparejada una posible responsabilidad civil deben continuar su tramitación y el juez limitará el contenido del fallo a dicha indemnización. Así se hizo en este caso. Se juzgó, se absolvió de re-proche penal y se le condenó al pago.

El juez de lo Penal declaró probado que el hombre, en la mañana del 6 de julio de 2014, colocó una escalera de mano de aluminio y de tres metros de longitud en la fachada de un edificio de la Plaza del Castillo. Lo hizo para poner unas camisetas de reclamo para su negocio de venta de ropa con motivo de los Sanfermines. A las 10.30 horas, al retirar la escalera, el acusado perdió el control de la misma y la escalera golpeó sobre la cabeza de una mujer de 54 años que paseaba por el porche. Como consecuencia del golpe, la mujer sufrió un traumatismo craneoencefálico con contusiones óseas, una mínima profusión discal, dos heridas incisas en la cabeza y una contractura cervical. Dichas lesiones, suturadas con grapas, tardaron en curar 104 días y a la mujer le ha quedado como secuela un cuadro clínico derivado de protusión discal cervical (afecta a la nuca).

Pese a que el acusado recurrió en contra del pronunciamiento civil, la Audiencia dice que “se considera que no estamos ante unas lesiones por imprudencia grave, sí que concurre una imprudencia leve. Si tenemos en cuenta ello y, por tanto, dicha imprudencia leve era constitutiva de falta en el momento de cometer los hechos (antes de la reforma penal de 2015) y no lo son en el momento de ser juzgados, es de aplicación la disposición transitoria cuarta de la ley y debe existir por tanto pronunciamiento sobre la responsabilidad civil”.