En fin

Las bicicletas serán para todo el año

por javier arizaleta - Sábado, 19 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

En las últimas semanas se está creando una polémica sobre la instalación de carril bici en Estella-Lizarra. Argumentos como la pérdida de plazas de aparcamiento o lo inapropiado de determinados trayectos de ocupar cierto espacio para el tránsito de las bicicletas. Lo cierto es que la ausencia de este tipo de vehículos en nuestras calles es una cuestión de cultura. Algo que no se termina de entender porque al mismo tiempo que apenas se utiliza la bicicleta como transporte resulta que estamos en los niveles más altos de uso Navarra en cuanto a ocio y deporte. Toda una contradicción ya que no terminamos de implicar a los miles de aficionados a las dos ruedas de que esa afición se podría trasladar a nuestra manera habitual de movernos. Unos dicen que es por la gran distancia que tienen que realizar por la Merindad y otros porque la Vieja Lizarra no está preparada e incluso es peligrosa para moverse en bici. El caso es que mientras en todo Europa va ganando adeptos la cultura bicicletera aquí seguimos poniéndole pegas a su uso. Miremos ciudades cercanos como Pamplona o Vitoria: observaremos que una parte importante de sus habitantes las usan a diario como medio de transporte y que los viales adaptados a la bicicleta solo están marcados sobre las carreteras tradicionales. Porque la cultura de introducir la bicicleta como medio se basa en el respeto concienzudo a los ciclistas. Un respeto que normalmente se va ganando con la experiencia. La oposición a convivir y compartir los espacios urbanos con los ciclistas, es una simple falta de experiencia y un temor infundado de algunos conductores a perder sus supuestos privilegios. En Tierra Estella/Estellaldea ha llegado el momento de que la bici tenga por fin una oportunidad todo el año.