Silbidos

¿Cuánto hace que no vemos disputar un balón a tierra?

Por Manuel Osorio - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

El balón a tierra, conocido comúnmente como bote, es una jugada contemplada en las Reglas de Juego, pero la práctica lo ha ido devaluando hasta dejarlo en algo que se solventa con desgana y sin darle ninguna seriedad.

Los jugadores han desarrollado una especie de código no escrito que permite decidir quién se queda la pelota sin disputarla ni utilizar las posibilidades que el reglamento les da de disputar el balón y muchos árbitros, contagiados por ese hábito, dejan caer el balón con cierta desgana anticipándose a la situación prevista. Se echa de menos una jugada que tenía cierto interés en su disputa.

La mayor parte de los balones a tierra se producen porque el árbitro detiene el juego a causa de una lesión o porque se produce alguna interferencia externa que interrumpe el partido. La solución que aplican los jugadores es dejar que recoja el balón el equipo que lo poseía antes de la interrupción. En ocasiones, la solución no está tan clara y los jugadores discuten entre ellos, pero sorprendentemente siempre llegan a un acuerdo para evitar la disputa del balón a tierra.

En cualquier caso recordaremos algunas de las normas que regulan este modo de reanudar el juego, una de las ocho previstas en las Reglas.

El balón entrará en juego cuando, al ser dejado caer por el árbitro, toque el terreno;por tanto, si un jugador lo toca antes de que caiga al suelo, el balón a tierra deberá ser repetido.

No existe ningún límite en la cantidad de jugadores que pueden disputar el balón. Teóricamente podrían acudir todos a disputarlo.

En el caso de que se produzca dentro de una de las áreas de penalti, el portero defensor podría disputar el balón a tierra valiéndose de sus manos, circunstancia que aporta una ventaja digna de ser aprovechada.

No puede marcarse gol directamente del primer toque después de que el balón toque el terreno;si el gol se consigue en la portería contraria, se reanudará con saque de meta;y si se consigue en la portería propia, con saque de esquina.

Sí que es reglamentario que un jugador, una vez haya botado el balón, se haga con él y lo toque varias veces consecutivas porque el balón está en juego a todos los efectos.

El autor es miembro del Comité Navarro de Árbitros de Fútbol