El Ayuntamiento revisará, con vecinos y Policía Local, el cierre de Camino Caritat

Usuarios afectados están recogiendo firmas en contra de la peatonalización

Nieves Arigita - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista aérea de la zona de Camino Caritat, ahora peatonal.

Vista aérea de la zona de Camino Caritat, ahora peatonal. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Vista aérea de la zona de Camino Caritat, ahora peatonal.

tudela- Atendiendo a las quejas transmitidas vía teléfono por dos vecinos de la zona y a aquellos que se han adherido a una campaña de recogida de firmas en contra de la medida, el Ayuntamiento de Tudela se reunirá con los afectados (residentes y propietarios de negocios) del cierre de un tramo de la calle Camino Caritat. Esta restricción del tráfico, que entró en vigor a principios de mayo, tiene como objetivo final crear un entorno más seguro para los cerca de 500 alumnos del colegio público Griseras, el único centro educativo de la ciudad cuyas instalaciones están divididas por un paso de peatones.

Sin embargo, algunos vecinos del entorno han mostrado su descontento, sobre todo a través de las redes sociales, al considerar que con el corte parcial de un tramo de la calle, se ve afectada la accesibilidad a la zona, ya que los vehículos tienen que dar un pequeño rodeo por la avenida Zaragoza. En este sentido, el concejal de Urbanismo, Daniel López, recordó “que esta medida es temporal y provisional” y anunció que el equipo de Gobierno se pondrá en contacto con los vecinos para escuchar todos los puntos de vista. Este encuentro tendrá lugar una vez esté finalizado el informe que Policía Municipal, por encargo de Urbanismo, está realizando acerca del tráfico en esta calle, recabando datos de circulación, tránsito y afecciones. “Queremos tener todos los datos, no solo los que corresponden a la época lectiva sino también los que se desprenden del tráfico en esa zona cuando no hay clases”, explicó López, condicionando la situación final de esta calle a los resultados que arroje este análisis y a un posterior encuentro con los vecinos. En cuanto a las quejas recibidas por la medida, el edil de Urbanismo confirmó que “al Ayuntamiento han llegado oficialmente dos”, aunque reconoció que es conocedor de que se están recogiendo firmas en contra de la peatonalización del tramo escolar de Camino Caritat. En este sentido, UPN, que ayer emitió una nota sobre el tema, asegura que son ya 600 las que se han recogido, aunque la campaña no solo se está llevando a cabo en la zona afectada sino en toda la ciudad, a través de comercios y particulares. “En ningún momento esta medida ha sido definitiva, queda mucho por analizar hasta tomar una decisión firme”, incidió López.

tramo

30

metros. De la calle Camino Caritat se han peatonalizado para que en el tramo que los alumnos de Infantil y Primaria tienen que atravesar de edificio a edificio, no haya vehículos. El entorno del matadero, los coches solo pueden circular en un sentido y dar un pequeño rodeo por avenida Zaragoza.