Eroski vuelve a beneficios al ganar 33,2 millones

Markaide descarta que los 1.600 millones de deuda obliguen a la cooperativa a cambiar su modelo societario

Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- El grupo Eroski volvió en 2017 a tener beneficios netos, al ganar 33,2 millones, lo que supone una mejora de 56 millones respecto a 2016 por la recuperación del consumo y por la mayor eficiencia, un resultado del que su presidente, Agustín Markaide, se siente muy satisfecho y que le permite encarar con optimismo la renegociación con la banca de la deuda del grupo, de 1.600 millones, “que acaba de empezar”.

Eroski comunicó ayer sus resultados de 2017 a la CNMV, en los que el grupo ha vuelto al beneficio neto. El beneficio antes de impuestos fue de 55,6 millones, un 5,7% más;el operativo fue de 137 millones, un 0,3% más;y las ventas se mantuvieron estables, en 5.505 millones, en términos homogéneos. Eroski vendió el año pasado las perfumerías IF y 19 hipermercados, que suponían otros 500 millones de facturación. Los beneficios se han dado tanto en la matriz Eroski -13 millones- como en el grupo, que incluye las tiendas de deporte Fórum, gasolineras, agencias de viaje y ópticas.

julio de 2019Eroski tiene algo más de 1.500 millones de deuda que vencen en julio de 2019, más otros cien millones de deuda inmobiliaria. Markaide recordó que hace una década, cuando estalló la crisis, Eroski tenía casi cuatro mil millones de deuda, que ahora se han reducido a los citados 1.500 que se van a renegociar. La situación, opinó, “es más llevadera para todos”. La propuesta de Eroski a los bancos va a ser la de conseguir una reducción gradual que sume 300 millones en un quinquenio, al final del 2024, es decir, dejarla en algo más de 1.200 millones para esa fecha.

Markaide reconoció que los bancos les han pedido más desinversiones para hacer frente a los pagos, pero el objetivo de Eroski es no vender más. También descartó que el peso de la deuda les obligue a cambiar su modelo societario y dejar de ser una cooperativa. “Cada día estamos más lejos de ese escenario”, comentó.

Este año Eroski espera seguir generando ingresos que le permitan pagar la deuda y seguir en números verdes, con una subida de ventas de un 2-3% por la apertura de nuevas tiendas y franquicias “de forma moderada”. Las inversiones siguen la senda prevista de unos cien millones anuales. Se van a dedicar a la modernización de tiendas, sobre todo las del antiguo Caprabo, y a seguir con la apertura “suave” de establecimientos. Además, seguirá bajando precios pese a la “difícil” situación del sector. - E.P.