Trump cancela la cumbre con Kim y recupera la retórica beligerante

Acusa a Corea del Norte de actuar con “hostilidad” y apela al diálogo para celebrarla en otra fecha

Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

washington- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, trasladó ayer por carta al dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, que considera “inapropiado” seguir adelante con la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur, habida cuenta de la “hostilidad” con la que considera que ha actuado en los últimos días el líder norcoreano. En la carta, Trump recupera el lenguaje beligerante y advierte al dictador norcoreano de que la capacidad nuclear norteamericana “es tan masiva y potente que rezo a Dios para no tener que usarla nunca”.

Sin embargo, el presidente norteamericano vuelve a apelar al “diálogo” como elemento clave para resolver las disputas abiertas y agradece al Gobierno de Corea del Norte el “bonito gesto” de liberar a tres presos estadounidenses. De hecho, apenas tres horas después de hacer pública la carta, Trump aseguró que la reunión aún es posible, si no es el 12 de junio, “en una fecha más tardía”. En la carta le advierte a Kim que “si usted cambia de opinión en lo relacionado con esta cumbre tan importante, por favor no dude en llamarme o escribirme”.

“Sirva esta carta para afirmar que la cumbre de Singapur, por el bien de las dos partes, aunque en detrimento del mundo, no tendrá lugar”, anunció Trump en la misiva, difundida ayer por la Casa Blanca y en la que se asegura que la reunión se había organizado por iniciativa del régimen norcoreano, “aunque eso es totalmente irrelevante”.

Así, aunque agradece “el tiempo, la paciencia y los esfuerzos” dedicados a la organización de dicho encuentro, Trump considera que “la tremenda ira y la abierta hostilidad” demostrada por Kim Jong Un en sus últimas declaraciones hacen que sea “inapropirado” seguir adelante con dicha cita. Kim ya había amenazado con cancelar la cumbre si Washington seguía reclamando una desnuclearización unilateral, lo que hizo temer por la continuidad de una reunión que debía servir para rebajar las tensiones en la península de Corea. El dirigente norcoreano ya se vio el 27 de abril con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In.

Moon ha convocado a sus principales asesores de seguridad tras el anuncio de la Casa Blanca. “Estamos intentando averiguar cuál es la intención del presidente Trump y el significado exacto” de su anuncio, explicó un portavoz de la Presidencia surcoreana, Kim Eui Kyeom, según la agencia Yonhap.

Una fuente de la Casa Blanca explicó después de la difusión de la Carta que “la gota que ha colmado el vaso” de la paciencia norteamericana ha sido la reacción norcoreana al vicepresidente Pence, que advirtió recientemente de que Corea del Norte podría correr la misma suerte que Libia. Para Pyongyang, las declaraciones de Pence fueron “ignorantes” y “estúpidas”.

estupor internacionalNaciones Unidas y los países afectados lamentaron la cancelación del histórico encuentro porque supone un duro revés a la eventual reactivación de las negociaciones internacionales para desnuclearizar la península coreana. “Estoy profundamente preocupado”, declaró el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, desde la Universidad de Ginebra y pidió a las partes “nervios de acero”. Por su parte, el presidente surcoreano, Moon Jae In, urgió a Kim y a Trump a hablar directamente para resolver sus diferencias. “La desnuclearización de la península coreana y el establecimiento de una paz permanente son tareas históricas que no pueden abandonarse o retrasarse”, subrayó. El Gobierno de Theresa May también expresó su “decepción” por la cancelación de este cara a cara. “Necesitamos ver un acuerdo para una desnuclearización verificable e irreversible de la península coreana y seguiremos trabajando con nuestros aliados para este fin”, afirmó una portavoz de Downing Street. - E.P.